Foto: Tomada de Internet
El cuidado del busto, no sólo es indispensable por una cuestión estética, sino que atañe a la salud básica de toda mujer. El desarrollo del busto inicia en la adolescencia y nunca deja de transformarse.

El cuidado del cuerpo, como mujeres, es un renglón que no ha de descuidarse en ningún momento de la vida. Todo lo referente a nuestra salud femenina es muy importante de observar y poner sumo cuidado, pues de no hacerlo podríamos enfrentar, el día de mañana, enfermedades degenerativas tan graves y serias como el cáncer.

El cuidado del busto, por ejemplo, no sólo es indispensable por una cuestión estética, sino que atañe a la salud básica de toda mujer. El desarrollo del busto inicia en la adolescencia y nunca deja de transformarse; cambia durante el embarazo, también cambia si se sube o baja de peso y conforme pasan los años comienza a perderse, por lo que su cuidado ha de hacerse según el momento de vida de cada mujer.

Por regla general, se recomienda el uso de sujetador, sostén o brasier –bra–.

Por comodidad y practicidad en la vida diaria

¿Te imaginas sufrir un golpe o una lesión en el busto mientras trabajas? ¡No! El uso de esta prenda 
interior también te brinda seguridad en el día a día.

Evita que la fuerza de gravedad te moleste

Dicen que todo lo que sube, tiene que bajar y el busto no es la excepción, por eso hay que cuidar la belleza femenina con un buen bra que dé soporte y comodidad.

Retarda en parte la flacidez

Sólo una parte, la otra la da el ejercicio físico y llevar dietas alimenticias con poca grasa.

Al hacer ejercicio…

…cualquier deporte o actividad física, usar un sostén deportivo es básico. No solamente te evitará padecer lesiones o favorecer la flacidez, también asegurará que todo se quede en su sitio.

Es bonito y femenino

Pocas prendas femeninas pueden hacernos sentir hermosas y provocativas a la edad que sea como la ropa interior coqueta. Tener un lindo coordinado interior siempre te ayudará a levantar el ánimo.
Da soporte a la espalda… 

…con un busto muy pesado. Hay mujeres que luchan con senos muy grandes y pesados que les llegan a lastimar la espalda y el cuello, de modo que un buen sostén de tirantes anchos puede evitar esas lesiones. El ortopedista te puede auxiliar para encontrar un chaleco o soporte que te ayude a fortalecer la espalda baja.

Te puede interesar

Se dice que una mujer debe dormir con un sostén ligero que le dé soporte en estas particulares cuatro ocasiones:

1. Después de una cirugía de busto

No hay opción, el médico te dirá cuándo podrás dejar de usarlo.


2. Durante el embarazo 

En esta etapa de vida el busto sufre muchos y drásticos cambios, por lo que un bra cómodo y suave te echará una mano con los dolores, evitará estrías y te hará sentir más segura al caminar.

3. Durante el tiempo de lactancia

Un buen sostén para lactancia te ayudará muchísimo para alimentar a tu bebé con comodidad y que los desagradables escurrimientos inoportunos no aparezcan.

4. Cuando se tiene busto pesado

Nuevamente, un sostén ancho te hará muy feliz.

Aparte de estas ocasiones no es recomendable usar sostén para dormir, pero hay tres razones de veras importantes por las que es preferible dormir sin sujetador. Al tener problemas de:

Circulación

Quistes o tumores

Ganglios o lesiones en axilas

Cualquier dolor, quiste, supuración, cambio de forma o color en tus senos debes reportarlo a tu médico o ginecólogo de cabecera para descartar un problema mayor. Recuerda: tu busto, para que sea bello, requiere cuidados todo el tiempo.