Sin heridas. El conductor accidentado pudo salir sin ayuda de su automóvil. Será la aseguradora del responsable quien se haga cargo del pago de los daños. ULISES MARTÍNEZ
El vehículo subió al camellón donde derribó un señalamiento metálico y arrancó de raíz a un árbol

Sobre su toldo terminó un vehículo Seat León conducido por un joven de 28 años, quien aparentemente se quedó dormido al volante perdiendo el control del vehículo la mañana de ayer.

Adolfo F., de 28 años, circulaba alrededor de las 7:15 horas sobre José Narro Robles con dirección a José Musa de León.

Sin embargo, antes de ese cruce, Adolfo perdió el control de su auto, aparentemente al dormitar al volante.

 El vehículo avanzó hacia el camellón central donde subió y se impactó contra un señalamiento metálico el cual derribó.

Posteriormente el auto siguió su camino hasta chocar contra un árbol que desprendió desde la raíz, e incluso pasó por encima y lo tomó como rampa.

Finalmente, la unidad cayó y volcó en los carriles de circulación.

DAÑOS MATERIALES

Pese al aparatoso accidente, Adolfo pudo salir del vehículo por su propio pie. Fueron los automovilistas que pasaban por el lugar lo que dieron aviso al Sistema de Emergencias 911.

Oficiales municipales llegaron al lugar del accidente, pero al ver al joven ileso y éste negarse a ser atendido para su valoración médica, se pidió que llamara a su aseguradora para que se hiciera cargo de los daños.

Posteriormente se solicitó una grúa para que el vehículo fuera trasladado a un corralón mientras se pagan los daños que se causaron al municipio.