Foto: Archivo
Ahora se incluirá en la Ley que específicamente los vendedores de las compañías de entrega a domicilio exijan al comprador un documento que acredite su mayoría de edad

Diputados de Coahuila avalaron en comisiones que se obligue específicamente a las compañías que entregan bebidas alcohólicas a domicilio, a que exijan al comprador un documento que acredite su mayoría de edad. De lo contrario, el castigo sería de hasta dos años de prisión para los vendedores.

La Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia aprobó un dictamen derivado de la propuesta del diputado Jaime Bueno Zertuche, quien aseguró que es necesario modificar la Ley para la Regulación de la Venta y Consumo de Alcohol en el Estado, con el objetivo de regular a empresas como “Uber Eats” y “Rappi”, que ofrecen bebidas alcohólicas a domicilio.

 

“Existen nuevos fenómenos sociales derivados de las distintas innovaciones que recientemente ofrecen distintas personas morales, como lo es la entrega a domicilio de alimentos y a su vez bebidas alcohólicas, lo cual tenemos conocimiento ha sido aprovechado por menores de edad”, señaló Bueno Zertuche en la exposición de motivos.

Por lo tanto, pese a que ya está prohibida la venta de alcohol a menores de edad, ahora se incluirá en la Ley que específicamente los vendedores de las compañías de entrega a domicilio exijan al comprador un documento que acredite su mayoría de edad.

“Quienes vendan y entreguen a domicilio bebidas alcohólicas, deberán cerciorarse que se realice a personas mayores de 18 años de edad, mediante los documentos señalados en el párrafo anterior”, se agregará al artículo 5 de la ley.

Tras ser aprobado en comisiones, ahora el dictamen pasará al Pleno en las próximas sesiones para ser discutido y votado.