ARCHIVO
El nivel de ingreso de dos terceras partes de la población ocupada apenas cubre el costo de lo que se considera en México la canasta básica de alimentos

CDMX.- Dos de cada tres personas empleadas en México percibe un ingreso no mayor a dos salarios mínimos, alrededor de 283.4 pesos. Se trata de la proporción más alta desde que existen registros oficiales, revela la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“En el país se está viviendo una precariedad laboral; es decir, una degradación en las condiciones de trabajo, en este caso, en materia de salarios. Los trabajos están siendo peor pagados, de ahí, el aumento de la pobreza laboral”, afirma Jesús Rubio, profesor investigador en El Colegio de la Frontera Norte (Colef).

El nivel de ingreso de dos terceras partes de la población ocupada apenas cubre el costo de lo que se considera en México la canasta básica de alimentos, cuyo valor es de mil 827.39 pesos, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

A principios de 2008, antes de que comenzará la crisis financiera internacional, el porcentaje de personas que percibían hasta dos salarios mínimos era de 32.78%, conforme pasó la crisis, las condiciones fueron mejorando y el porcentaje se mantuvo en niveles de 30%, hasta 2016 que subió a 42%.