Informan. Las protestas son las más grandes registradas en Irán desde 2009. Foto: EFE
El presidente iraní, Hasan Rohaní, en su primera reacción pública a las protestas, reconoció hoy el derecho del pueblo a expresar su opinión, pero dijo que las manifestaciones no deben ser violentas.

TEHERÁN.- Las protestas que se viven en diversas partes de Irán tuvieron su noche más violenta luego de que “manifestantes armados” trataron de tomar bases militares y estaciones policiales, pero fueron repelidos por las fuerzas de seguridad, matando a 10 de ellos, reportó la televisión estatal iraní.

Horas después, la agencia de noticias semioficial Mehr dijo que un atacante mató a un policía e hirió a otros tres con un rifle de caza durante una manifestación en la ciudad céntrica de Najafabad, unos 320 kilómetros al sur de Teherán.

Es el primer reporte sobre un policía muerto en los cinco días de agitación, con lo que el total de muertos se elevó a 13.

Las manifestaciones, las más grandes registradas en Irán desde 2009, 
comenzaron el jueves en Mashhad en protesta por los problemas económicos y se han expandido a varias ciudades. Algunos inconformes entonaron cánticos contra el Gobierno y contra su líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei. 
Cientos de personas han sido arrestadas.

La televisión estatal iraní publicó imágenes de bancos privados saqueados, ventanas rotas, autos volcados y un camión de bomberos en llamas. Informó que 10 personas fueron abatidas por las fuerzas de seguridad durante enfrentamientos la noche del domingo.

Foto: EFE

 

El presidente Hasán Ruhani reconoció el malestar sobre la economía de la República Islámica, aunque él y otros advirtieron que el Gobierno no dudará en reprimir a quienes considere que rompen las leyes.

En Irán, la tasa de desempleo continúa siendo alta, y la inflación oficial ha alcanzado 10 por ciento. Un reciente incremento de hasta 40 por ciento en el huevo y el pollo parece haber sido la chispa que encendió las protestas.

BLOQUEAN REDES

El domingo, Irán bloqueó el acceso a redes sociales, como Instagram, Telegram y WhatsApp, usadas por los activistas para organizarse.

El viceministro iraní del Interior para temas políticos, Esmaíl Yabarzade dijo que el corte fue “para controlar las concentraciones ilegales”. 

HORA DE UN CAMBIO: TRUMP

El presidente de EU, Donald Trump, dijo ayer que “el gran pueblo iraní ha sido reprimido durante muchos años” y que “es hora de un cambio” en el país persa, después de varios días de protestas.

“Irán está fracasando a todos los niveles a pesar del terrible acuerdo que hizo con ellos la administración de Obama”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

 

(Con información de AP y EFE)