La ciudad de Cleveland ya se encuentra lista para llevar a cabo la edición del 2021 del Draft de la NFL. / AP
Aunque se permitirá la asistencia de aficionados en Cleveland, estos deberán acreditar su vacunación, además de que habrá distanciamiento

CLEVELAND.- Todos esos abucheos dirigidos al comisionado Roger Goodell, que se han convertido en una tradición del draft de la NFL resonarán con mucho menos fuerza este año.

Al menos se escucharán.

Después de que la edición de 2020 debió realizarse en forma virtual por la pandemia, el draft de tres días y que ha crecido hasta convertirse en uno de los eventos deportivos más grande de Estados Unidos pese a no involucrar partido alguno, regresará con un acto al aire libre. Miles de aficionados serán separados, según el equipo al que sigan y si están vacunados.

De vuelta a la calle en Cleveland, este draft será como ningún otro.

Obligada a cancelar la ceremonia del año pasado en Las Vegas, la NFL trata de aprovechar las lecciones aprendidas durante la temporada anterior, que incluyó reglas de distanciamiento social y un Super Bowl realizado en Tampa con una serie de restricciones.

El objetivo ahora es realizar un draft que parezca normal, al menos según las normas de la nueva normalidad, con fanáticos que vistan los colores de sus equipos favoritos pero que también usen mascarillas.

No será perfecto, pero representará un paso positivo.

“Se siente bien estar afuera en el lugar del evento, que llega en un momento en el que creo que necesitamos hacerlo”, reconoció Jon Baker, director de producciones en vivo de la NFL mientras los trabajadores daban los últimos toques al teatro temporal de casi 30 metros de altura en las márgenes del lago Erie junto al estadio FirstEnergy y el Salón de la Fama del Rock and Roll.

Goodell, quien presentó el draft del año pasado desde su sótano en Nueva York, volverá al podio a partir del jueves.

Parece un hecho que el quarterback de Clemson, Trevor Lawrence será la primera selección, reclutado por Jacksonville. Aunque decidió no asistir a Cleveland para su gran momento como profesional, Lawrence se conectará con Goodell de manera virtual.

Debido a que el virus sigue propagándose, se harán otros ajustes para garantizar la seguridad de todos.

Los jugadores esperaran en una “sala” con distanciamiento social" junto a sus familiares en una zona fuera del escenario y que tendrá sistemas de ventilación. Una vez que sean seleccionados, caminarán por el pasillo inspirado por la historia musical de la ciudad antes de subir al estrado.

A pesar de la preocupación por posibles problemas tecnológicos, el evento del año pasado prácticamente no los tuvo. Y les dio a los televidentes una mirada íntima a las casas de los jugadores.

“Ya no hay cosas que pasen tras bambalinas”, dijo Baker. “La gente quiere acceso. Nunca podría tener a un millón de personas tras bambalinas, pero con la tecnología alguien que está en su sillón en Los Ángeles podrá tener acceso a momentos que no necesariamente hubieras podido ver y la industria se mueve en ese sentido”.