Drew Brees durante un entrenamiento con los Saints de Nueva Orelans/ AP
El mariscal de campo de los Saints dijo que no estaba de acuerdo con hincarse durante el himno para no faltarle al respeto a la bandera de Estados Unidos

Luego del revuelo que causaron sus comentarios, el mariscal de campo de los Saints de Nueva Orleans, Drew Brees, envió un mensaje a través de sus redes sociales para asumir su responsabilidad y pedir disculpas a todas las personas que llegó a herir. 

"Me gustaría disculparme con mis amigos, compañeros de equipo, la ciudad de Nueva Orleans, la comunidad negra, la comunidad de la NFL y cualquier persona a la que lastimé con mis comentarios ayer. Al hablar con algunos de ustedes, me rompe el corazón saber el dolor que he causado".

“Reconozco que soy parte de la solución y que puedo ser un líder para la comunidad negra en este movimiento", comentó.

¿Qué dijo Drew Brees?

El mariscal de campo habló sobre las protestas que realizó Colin Kaepernick en el 2017, cuando se hincó durante la ceremonia del himno de Estados Unidos. 

"Nunca estaré de acuerdo con que nadie le falte el respeto a la bandera de los Estados Unidos o a nuestro país", mencionó Brees para Yahoo Finance, pues para él, dicha ceremonia le recuerda a sus abuelos que estuvieron en el ejército norteamericano.

Sus declaraciones incendiaron las redes sociales y muchos deportistas mostraron su descontento al mariscal de campo.

Compañeros como Michael Thomas hablaron sobre el caso pero uno de los que llamó más la atención fue LeBron James, que se mostró sorprendido por las declaraciones. 

Carta completa de Drew Brees

“Me gustaría disculparme con mis amigos, compañeros de equipo, la Ciudad de Nueva Orleans, la comunidad negra, la comunidad de la NFL y cualquier persona a la que lastimé con mis comentarios ayer. Al hablar con algunos de ustedes, me rompe el corazón saber el dolor que he causado.

“En un intento por hablar sobre el respeto, la unidad y la solidaridad centrados en la bandera estadounidense y el himno nacional, hice comentarios insensibles y perdí por completo la marca en los problemas que enfrentamos en este momento como país. Carecían de conciencia y de cualquier tipo de compasión o empatía. En cambio, esas palabras se han vuelto divisivas e hirientes y han engañado a la gente a creer que de alguna manera soy un enemigo. Esto no podría estar más lejos de la verdad, y no es un reflejo exacto de mi corazón o mi carácter.

“Aquí es donde estoy ahora: Apoyo a la comunidad negra en la lucha contra la injusticia racial sistémica y la brutalidad policial y apoyo la creación de un cambio de política real que haga la diferencia.

“Condeno los años de opresión que han tenido lugar en todas nuestras comunidades negras y que todavía existen hoy.

"Reconozco que nosotros, como estadounidenses, incluido yo mismo, no hemos hecho lo suficiente para luchar por esa igualdad o para comprender realmente las luchas y la difícil situación de la comunidad negra.

“Reconozco que soy parte de la solución y que puedo ser un líder para la comunidad negra en este movimiento.

“Nunca sabré lo que es ser un hombre negro o criar niños negros en Estados Unidos, pero trabajaré todos los días para ponerme en esos zapatos y luchar por lo que es correcto.

“SIEMPRE he sido un aliado, nunca un enemigo. Me enferma la forma en que se percibieron mis comentarios ayer, pero asumo toda la responsabilidad y las consecuencias. Reconozco que debería hablar menos y escuchar más ... y cuando la comunidad negra habla de su dolor, todos necesitamos escuchar.

“Por eso, lo siento mucho y les pido perdón”.

Óscar Morín

Comunicólogo por la UAdeC. Amante de los deportes con 10 años de experiencia en los medios.Se ha desempeñado como reportero y co-editor en la sección de deportes del periódico Vanguardia y actualmente es editor web en VanguardiaMX.