Foto: Archivo
La escritura del rancho que se presume es propiedad del priista Javier Duarte de Ochoa en Valle de Bravo, Estado de México, muestra que el ahora Gobernador con licencia de Veracruz lo adquirió por 4 millones 200 mil pesos, esto es 22 centavos por metro cuadrado, dice una ficha técnica entregada por el panista Miguel Ángel Yunes Márquez, Alcalde de Boca del Río. Información de la oficina de Yunes Márquez otorgada a SinEmbargo plantea que la alteración del precio puede obedecer a una clara estrategia de evasión de impuestos

Ciudad de México.– Un rancho ubicado en el Estado de México –con caballerizas para más de 50 equinos, alberca para los mismos y atribuido al Gobernador veracruzano Javier Duarte de Ochoa– fue registrado en 4.2 millones de pesos aun cuando su valor en el mercado alcanza unos 200 millones.

Así lo estima información de los alcaldes de oposición veracruzanos reunidos desde el pasado viernes en el Palacio de Gobierno en demanda de que el sustituto de Duarte, Flavino Ríos Alvarado, reponga unos 3 mil millones de pesos que adeuda la administración estatal a los municipios.

“El precio plasmado en la escritura fue de 4 millones 200 mil pesos. De la anterior operación se advierte que el valor de operación corresponde a 0.219599 pesos (menos de 22 centavos) por metro cuadrado, lo cual no es creíble”, dice una ficha informativa enviada por el Gobierno de Miguel Ángel Yunes Márquez, Alcalde panista del municipio de Boca del Río, Veracruz, desde 2014 e hijo del Gobernador electo de ese estado, Miguel Ángel Yunes Linares.

“Este rancho [denominado Las Mesas] tiene un valor real aproximado de 200 millones de pesos, lo cual se determina con base en el valor por metro cuadrado del terreno en una zona de alta plusvalía, (Valle de Bravo, Estado de México), que es donde se encuentra ubicado”, agrega el comunicado oficial.

Yunes Linares, panista electo Gobernador de Veracruz el pasado 5 de junio, centró parte de su discurso de campaña en denunciar la adquisición de decenas de propiedades que Duarte de Ochoa habría hecho a través de diversos prestanombres. Uno de ellos es Moisés Mansur Cysneiros, amigo de Duarte de Ochoa y a quien los Yunes atribuyen también la titularidad registral del rancho en Valle de Bravo.

Foto: Sinembargo

“Moisés Mansur Cysneiros aparece como titular registral de un rancho ubicado en Las Mesas, Valle de Bravo, Estado de México, con una superficie de 92.2 hectáreas, respecto del cual Javier Duarte de Ochoa se ostenta y conduce como propietario”, afirma la información de Yunes Márquez.

El texto cita que la operación fue quedó registrada en la escritura pública número 24 mil 398, de tres de mayo del 2011, cuando Duarte de Ochoa tenía menos de un semestre de haber llegado a la administración estatal.

El acto registral, agregan los datos, tuvo lugar en la Notaría Pública Número 33 en el Municipio de Naucalpan, Estado de México, “en la que labora o laboró Mario Rosales Mora, cuya participación [como probable prestanombres, de acuerdo con reportes de prensa] también ya se indicó en los párrafos precedentes”.

La abogada Mariana Sandoval, titular de la Notaría 33 con sede en Naucalpan, confirmó a SinEmbargo que Rosales Mora labora en la firma privada pero que, por secreto profesional, no puede proporcionar otros datos sobre los registros que llevan a cabo.

Información de la oficina de Yunes Márquez agrega que la alteración del precio comercial en la escritura de la propiedad puede obedecer a esquemas de evasión de impuestos.

La propiedad, mencionan también la ficha informativa –y muestran las imágenes difundidas por los alcaldes– tiene varias edificaciones, como casas habitación, caballerizas para más de 50 caballos, alberca para ejercicios equinos, una barda de más de kilómetro y medio de longitud y demás instalaciones de primer nivel “para vacacionar y practicar la equitación.

Foto: Especial

LA DENUNCIA DE LOS EDILES

El viernes pasado, un grupo de  alcaldes veracruzanos integrantes de diversos partido, –Partido de la Revolución Democrática (PRD), sus homólogos del Partido Acción Nacional (PAN), del Trabajo (PT), Movimiento Ciudadano (MC) e incluso del Revolucionario Institucional (PRI), que postuló a Javier Duarte de Ochoa– endurecieron su protesta frente al Palacio de Gobierno en Xalapa, en reclamo de 3 mil  millones de pesos del presupuesto que el Gobierno estatal hizo humo y que no les han sido entregados. Los ediles responsabilizan a la Secretaría de Finanzas y Planeación por este presunto desvío de 3 mil millones de pesos.

Los alcaldes también exhibieron, por primera vez, una serie de fotografías de lo que, afirman, es un rancho del Gobernador con licencia Javier Duarte de Ochoa.

De acuerdo con los ediles, se trataría del rancho Las Mesas, situado en Valle de Bravo. En las imágenes se pueden observar amplias instalaciones con terminados de madera y varios caballos, así como un lienzo.

La propiedad, presuntamente adquirida por prestanombres de Duarte de Ochoa con recursos desviados del erario, fue cateada el pasado jueves por personal de la Procuraduría General de la República (PGR).

Foto: Cuartoscuro

“NO HAY DINERO, NO HAY GOBIERNO”

Los problemas financieros heredados por el Gobernador veracruzano con licencia y hoy en fuga tienen en riesgo la gobernabilidad de los municipios, advirtió Yúnez Márquez.

Esto, dijo hoy en conferencia de prensa desde el Palacio de Gobierno, debido a que peligra la provisión de los servicios básicos para la población por la falta de recursos que les adeuda el Gobierno del Estado, aún en poder del Partido Revolucionario Institucional.

“No hay para pagar la nomina, la luz; no hay para pagar la recolección de basura; eso genera ingobernabilidad, no tenemos recursos suficientes para dar los servicios”, dijo hoy el panista en conferencia de prensa desde el Gobierno del Estado de Veracruz transmitida por sus redes sociales.

“Hoy nos informaron que municipios pequeños están cerrando las puertas, como Apazan; ya no hay Gobierno en Apazapan porque no hay dinero. Es una locura lo que está pasando”, agregó posteriormente.
Además de acumular una de las cinco deudas más cuantiosas de los últimos 20 años –por más de 54 mil millones de pesos– Duarte de Ochoa dejó sin explicar qué hizo con 35 mil 421.7 millones de pesos de participaciones federales que recibió entre 2012 y 2014, en los primeros años del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Cuatro mil 770 millones de pesos de estos recursos, agrega el más reciente reporte de la Auditoría Superior de la Federación, están además relacionados con “denuncias penales”; cantidad que no sólo es la mayor demandada de los 32 estados, sino también casi la mitad de todos los recursos auditados y probablemente vinculados con ilícitos.

Desde el pasado 17 de octubre, Televisa reportó que la Procuraduría General de la República había girado una orden de aprehensión contra el veracruzano por los probables delitos de delincuencia organizada y uso de recursos de procedencia ilícita.

Cinco días antes, sin embargo, Duarte de Ochoa había solicitado licencia de su cargo y, desde entonces, se desconoce su paradero.