Gobierna. Javier Duarte ha perdido 34 kilos, entre bromas le preguntaron si era por el estrés. Los veracruzanos castigaron a su administración quitándole la gubernatura al PRI. / Archivo
El aún mandatario comparó al próximo gobernador con ‘El Chapo’, lo acusa de delincuente sin calidad moral

VERACURZ.- El Gobernador Javier Duarte de Ochoa salió por la puerta principal del edificio de la Procuraduría General de la República (PGR) con el fajo de cuartillas que, dijo, documentan la propiedad de su sucesor, Miguel Ángel Yunes Linares, sobre unos 26 inmuebles.

Han pasado dos meses desde la primera derrota de su partido en aquella entidad y sólo unas horas desde que Yunes Linares asegurara a los medios que el mandatario tiene una propiedad en Texas y, también, que lo va a meter a la cárcel.

“Yunes linares no tiene calidad moral”, insiste Duarte ante los reporteros que le recuerdan las palabras del Gobernador electo. “Es como si lo dijera ‘El Chapo’ Guzmán; es un delincuente; el señor es un gánster. Repito: es un hampón, todo lo que diga Yunes Linares no tiene ninguna autoridad ni calidad moral; por eso vengo hoy a presentar la denuncia”, responde.

El Gobernador del estado con el mayor número de periodistas asesinados, al salir de la PGR, accede a quedar cercado por más de medio centenar de reporteros y fotógrafos que, entre empujones, le lanzan todo tipo de preguntas. Lejos parece quedar la actitud del titular del Ejecutivo estatal que, el 1 de julio del año pasado, advirtió a los comunicadores que se portaran bien.

La diferencia entre el mandatario de hace unos meses al que ahora enfrenta un Gobierno electo de oposición y que lo ha amenazado con procesarlo por corrupción es incluso física.

“34 kilos”, dice cuando se le pregunta cuánto peso ha perdido.

-¿No es el estrés? –se le cuestiona.

“¡Nooo! Es estar en condición, seguir la recomendación del Instituto Mexicano del Seguro Social”, dice mientras posa para las cámaras, mostrando su denuncia.

Miguel Ángel Yunes Linares
Acudo a esta instancia de procuración de justicia para presentar una denuncia formal en contra de Miguel Ángel Yunes por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero”.
Javier Duarte, Gobernador de Veracruz.

Minutos después, la página electrónica de su Gobierno subiría la información sobre las propiedades que atribuye a Yunes Linares, pero sin presentar direcciones completas. En su conversación previa con los medios, en cambio, aseguró haber llevado a la PGR las escrituras.

“Las pruebas y la documentación que entrego no son suposiciones ni estoy señalando a personas honorables, como prestanombres, estoy señalando propiedades a nombre de él, de su esposa, de sus hijos y de empresas propiedad de ellos que suman un patrimonio por encima de los 400 millones de pesos, tan sólo en propiedades en el Estado de Veracruz y en la Ciudad de México. Esto evidentemente es una fortuna que es desproporcionada para alguien que se ha dedicado toda su vida al ejercicio del servicio público”, agregó.

-¿Por qué apenas?
“Porque hasta ahora recabamos toda la información y porque consideré oportuno el poder hacer del conocimiento de las autoridades encargadas de poder investigar y poder llegar hasta sus últimas consecuencias esta información”.

-¿No es una venganza por las acusaciones?
“No es ninguna venganza. Es un derecho que se tiene para demostrar y darle claridad de quién es este sujeto; este señor es un hampón; este señor es un delincuente; este señor es un gánster que no tiene ni legitimidad ni calidad moral para señalar a nadie”.