Foto: Especial
Los familiares lo entregaron a la Policía Municipal; el detenido ahora también enfrenta un proceso de divorcio

Poco le importó a un hombre hallarse en medio de un convivio familiar, pues embrutecido por el alcohol, empezó a agredir a su esposa, a quien le causó varias lesiones en el rostro.

La tarde de ayer, durante un convivio en la colonia Lomas del Refugio, llegaron varios parientes y amigos de la familia para celebrar un cumpleaños, lo que motivó a que las cervezas abundaran.

Horas más tarde, Gerardo “N”, de 45 años, ya se hallaba ebrio y comenzó una discusión con su esposa, hasta que la paciencia se le agotó y empezó como loco a soltar golpes, los cuales hicieron blanco en la víctima, dejándola aturdida y en el suelo.

Al ver el ataque, varios de los familiares se abalanzaron contra Gerardo, para contenerlo, logrando que se cansara de tanto estar forcejeando, hasta que empezó a llorar y pedir que no le hicieran nada, pues se había equivocado tontamente.

Sin embargo, el daño estaba hecho y Gerardo fue entregado a la Policía Municipal, siendo puesto a disposición del Ministerio Público del Centro de Justicia y Empoderamiento para la Mujer, con varios cargos de violencia familiar por los que deberá responder.

Ahora, no sólo le espera un proceso penal a Gerardo “N”, sino que su esposa inició ya el asesoramiento para pedir el divorcio y poner fin a los constantes abusos y vejaciones de los que es víctima constantemente.