Endeudado. El joven conductor de 24 años deberá pagar por los daños causados. Ulises Martínez
Al sitio arribaron familiares intentar que no se llevaran al joven detenido, pero Daniel deberá responder ante el Ministerio Público por lo ocurrido

El exceso de velocidad aunado al consumo de bebidas alcohólicas fue la causa de que Daniel, de 24 años, terminara dentro de un arroyo pluvial tras salir de los carriles del bulevar Fundadores e impactarse contra la base de un puente y rebotar.

A las 2:20 horas de ayer domingo, oficiales de Tránsito Municipal acudieron al llamado de varios automovilistas que informaban de un fuerte accidente en el camellón divisor de los carriles centrales y laterales de Fundadores, a la altura de la colonia Zaragoza.

Al llegar al sitio vieron el frente del vehículo Chevrolet Sonic, el cual estaba completamente destrozando y en dirección contraria a la circulación en que viajaba.

Los oficiales se acercaron al conductor, quien aún estaba dentro del auto, para preguntarle cómo se sentía y si requería de una ambulancia, pero Daniel salió y dijo que se encontraba bien, aunque un poco asustado por lo ocurrido, pero no tenía dolor alguno ni lesiones graves, solo algunos raspones en el rostro.

Al sitio arribaron familiares intentar que no se llevaran al joven detenido, pero Daniel deberá responder ante el Ministerio Público por lo ocurrido, además de pagar por los daños que se ocasionaron.

El vehículo fue trasladado con uso de grúa a un corralón de la ciudad mientras que Daniel fue trasladado a las celdas municipales quedando a disposición de la autoridad correspondiente.