Foto: Archivo
Las personas, al momento de ser detenidas, intentaron sobornar a los oficiales ofreciéndoles de 100 a 500 pesos y hasta un teléfono celular, para ser liberados

Saltillo.- Ya sean 500 o 100 pesos, o un teléfono celular, muchas personas que son detenidas al volante con aliento alcohólico pretenden darlo a los oficiales para no ser encerrados en las celdas municipales. 

Sin embargo, los oficiales que se encargan de realizar los operativos antialcohol no aceptan sobornos, sino al contrario, proceden a la detención por el intento de cohecho además de la conducción en estado de ebriedad. 

Uno de los detenidos por el intento de cohecho es Héctor Daniel Flores Rodríguez, de 22 años, quien conducía a las 23:00 horas del sábado sobre Dionisio García y presidente Cárdenas en la Zona Centro a bordo de un Chevrolet Chevy, y al ser detenido ofreció 500 pesos a los oficiales. 

Otra detención se realizó en el bulevar Felipe J. Mery y Francisco de Urdíñola en la colonia La Madrid. Gabriel Vega Rodríguez, de 44 años, a las 23:55 horas conducía el vehículo Chevrolet Cavalier y quien al ser detenido ofreció 100 pesos a los uniformados. 

Uno más fue Eduardo Mendoza Martínez, de 18 años, quien fue detenido en Avilés y Del Monte en la colonia Asturias, él se encontraba caminando de un lado a otro tambaleándose por el consumo de alcohol, sin embargo, para no ser detenido ofreció a los oficiales un teléfono celular. 

En ninguno de los casos, las autoridades aceptaron el dinero y los objetos que fueron ofrecidos para la liberación de los detenidos, por lo que éstos fueron remitidos ante el Ministerio Público por el delito de cohecho. 

Será la autoridad correspondiente quien determine la situación legal en las próximas horas de los detenidos.