Proceso. Lo que sigue es que el próximo 12 de abril inicie la audiencia de juicio oral. Archivo
Vinculan a proceso a dos por desmembrar a un migrante

A José Luis, alias “El Beto” y Sergio Antonio, alias “El Gasparín”; acusados de secuestrar a un migrante hondureño para extraerle el corazón, ya les fue dictada la vinculación a proceso.

De nada les sirvió solicitar la audiencia de vinculación, porque no aportaron pruebas a su favor.

El juez les notificó que en las investigaciones dentro de la causa penal 2420/2019, se demostró que el 19 de diciembre, “Gasparín” y “Beto” se reunieron con el grupo criminal al que pertenecen en un domicilio de la colonia Lomas del Bosque.

Le informaron al jefe de plaza que uno de sus integrantes, Edwin Sánchez alias “El Honduras”, quería abandonar la organización y recibieron la orden de un mando a quien identifican con el apellido De la Rosa, de darle un escarmiento.

LO PLAGIAN Y MATAN

Los acusados se encontraron con su víctima, la ataron de pies manos, luego le pusieron un pañuelo en la boca. Mientras tanto una de sus compañeras, de nombre Ileana, se encargó de grabar la ejecución.

Con un celular captó cuando la víctima fue herida con un cuchillo en el pecho, cuello, como le mutilación de extremidades y le sacaron el corazón.

Luego de matar al “Honduras”, los asesinos lo envolvieron en una cobija y le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza.

En un Tsuru color guindo condujeron rumbo a una gasolinera que se localiza en el kilómetro 244, en la carretera 57, a la altura de La Carbonera y tiraron el cuerpo en un predio baldío de Bella Unión.

LA SITUACIÓN LEGAL QUE ENFRENTAN

En la audiencia anterior y a petición de su abogada defensora, Anayansin Adame Olmedo, los acusados decidieron reservarse y posteriormente se solicitó un plazo de cuatro días para ofrecer medios de prueba en la audiencia de vinculación que se les para programó ayer a las 11:30 horas.

Como no ofrecieron nada nuevo, solo estuvieron atentos con su vinculación y con los tres meses de plazo que solicitó el ministerio público para terminar con la investigación. En tres meses más vuelven a la sala penal.