Foto: Archivo
El exdirigente del Partido Joven fue presentado ante una jueza por los delitos de despojo y fraude, a tres años de presuntamente haberse apoderado de un predio de forma ilegal

El exdirigente del Partido Joven de Coahuila, Édgar “N”, fue presentado ante una jueza por los delitos de despojo y fraude, a tres años de presuntamente haberse apoderado de un predio de forma ilegal.

En una audiencia de control de detenciones, el ministerio público presentó la acusación que data de octubre del 2017, cuando tuvo conocimiento de que Édgar “N” junto con un grupo de al menos 20 personas, violaron el predio La Pasta del Grupo Inmobiliario La Jirafa, que se encuentra en las colindancias del ejido La Minita de Saltillo, al que entraron con maquinaria pesada y creando asentamientos de tipo “tejaban”.

En sus primeras manifestaciones ante la juez, el Ministerio Público dio a conocer que la acusación que se hace al exdirigente del partido tiene carácter de coautoría en los hechos, y mostró argumentos de que al día de hoy, la violación al predio ha provocado un asentamiento que ya se encuentra comunicado y con algunos servicios. 

En ese sentido, la Ministerio dijo al juez que aunque es un monto previo y temprano para la etapa procesal en la que se encuentra, podría estimarse que los daños ascienden a 8.6 millones de pesos que debería pagar Édgar en caso de encontrarse culpable.

Al término de la acusación, los agentes pidieron a la juez imponer una medida cautelar a Édgar de prisión preventiva procesal para que lleve las siguientes etapas en él área de procesados del Centro de Reinserción Social de Saltillo.

Aunque los delitos por los que se acusa a Édgar no son de prisión preventiva oficiosa, o existen grandes posibilidades de que el proceso se lleve en libertad, la Ministerio público presentó argumentos válidos para que la juez aceptara ingresarlo al Cereso.

Entre ellos, la Ministerio informó que Édgar nunca respondió a las notificaciones sobre su acusación, y los domicilios de los que se tenía registro, no correspondían a su vivienda actual, pues en uno de ellos vive su hermano, y el otro, son las antiguas instalaciones del Partido Joven del centro de la Ciudad.

Para su vinculación a proceso, la defensa de Édgar solicitó el plazo máximo para analizar la carpeta de investigación, y fueron citados el próximo viernes a las 9:30 de la mañana, no sin que antes pidieran insulina y chequeos del corazón al imputado pues cuenta con padecimientos.

Además de estas acusaciones, el partido que Édgar representaba ante el órgano electoral local, fue objeto de diversas multas impuestas por la Unidad de Fiscalización del INE, al encontrar irregularidades financieras en sus ejercicios, incluyendo contratos sin objeto Inmobiliaria Pusa; empresa que de acuerdo con el Registro Público del Comercio, es de su propiedad.