Pacheco se mostró confiado en que la iniciativa promovida finalmente no se concretará. / Archivo
El apoderado legal de la comunidad cristiana Cristo Vive, Eduardo Pacheco, confirmó su asistencia y aseguró que se sumará a la causa.

Pese a que la marcha en contra de los matrimonios homosexuales que se realizará el próximo sábado en Saltillo es organizada por un movimiento católico, el apoderado legal de la comunidad cristiana Cristo Vive, Eduardo Pacheco, confirmó su asistencia y aseguró que se sumará a la causa. 

Pacheco se mostró confiado en que la iniciativa promovida por el presidente Enrique Peña Nieto para dar apertura a los matrimonios entre personas del mismo sexo en todo el país, finalmente no se concretará. En ese sentido, aseguró que Coahuila será el único estado que tenga esa legislación vigente junto con la Ciudad de México. 

“El Presidente mandó la iniciativa, pero nunca fue consensada y en Coahuila es lo mismo, cuando se cambió la ley jamás se consultó a la población y lo más penoso es que Coahuila se va a quedar vergonzosamente como el único estado, además de la Ciudad de México, que aprobó los matrimonios homosexuales cuando nacionalmente todo apunta a que ya se derrumba esa iniciativa del Presidente”, comentó. 

El Presidente mandó la iniciativa, pero nunca fue consensada y en Coahuila es lo mismo, cuando se cambió la ley jamás se consultó a la población”.
Eduardo Pacheco, apoderado legal de Cristo Vive.

Aseguró que el sábado habrá marchas en más de 200 ciudades del país, con lo cual aseguró que las autoridades se darán cuenta del rechazo que existe en el tema y ello será tomado en cuenta. 

“Hemos tomado la decisión de aplaudir, celebrar que haya más gente que se sume a defender los valores de familia, animar a la gente a que participe y vamos a estar colaborando con ese esfuerzo en defensa de la familia pese a que sea organizado por un movimiento católico y ahí vamos a estar para defender nuestros derechos y los de nuestros hijos”, dijo. 

Por otro lado, respecto al artículo 130 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, mismo que estipula que los ministros religiosos no pueden inmiscuirse en temas de carácter político ni pronunciarse en forma de las leyes, Pacheco aseguró no ser un ministro religioso, por lo que su participación en la protesta no constituirá una violación a la ley.