Foto: Especial
El titular de Salud afirmó que la prevención es el mejor método para reducir el contagios; sostiene que los embarazos en niñas es un grave problema

La educación sexual no es sólo conveniente sino indispensable para prevenir vidas truncadas, dijo el Secretario de Salud, José Narro Robles

El encargado de la política de salud del país planteó que educar en salud sexual y reproductiva es uno de los grandes mecanismos para prevenir enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, así como la disfuncionalidad de las familias jóvenes.

Entrevistado en la ceremonia de Reconocimiento a la Excelencia Académica 2016, Narro Robles enfatizó que aún en la actualidad, el tema de los embarazos en niñas sigue siendo uno de los graves problemas que enfrenta el país.

"No podemos acostumbrarnos a que tengamos 11 mil niñas de 14, 13, 12, 11 o 10 años que dan a luz a un pequeño, niñas que resuelven un embarazo, niñas que tienen niños. Me parece que eso no es correcto, me parece que eso no están bien, que tenemos que cambiarlo y que tenemos que evitarlo ", insistió.

De igual forma expuso que cuando se habla de embarazos de adolescentes se tiene que hacer una profunda revisión de si las jovencita de 15 a 19 años consienten plenamente el contacto sexual, ya que debe haber certeza de que se trata de una decisión tomada en pareja. 

"Creo que en muchos de los casos esto no es así y estoy seguro que también debemos prevenir el embarazo en las adolescentes", indicó.

Cuestionado sobre cómo se ve desde la ciencia el llamado de la Iglesia Católica para ir en contra de la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto respecto al tema del matrimonio entre personas del mismo sexo, el secretario de Salud respondió que los derechos de los mexicanos no pueden limitarse por alguna orientación o condición.

"Se trata de opiniones, la verdad es que se trata, tenemos que entender de grupos de seres humanos, de personas, de mexicanos que tienen plenamente asegurados sus derechos y que no hay porque disminuir los derechos por una orientación sea ésta la que sea, una orientación en materia de sexo, una orientación en materia de un credo una orientación o una condición de orden social o económico los derechos son para todos”, mencionó.

Antes, frente a estudiantes con los mejores promedios de la carrera de medicina de todo el país Narro Robles manifestó que a veces la ciencia no alcanza para ayudar pero que en todo caso la primera responsabilidad del médico siempre será no hacer daño.

"Y a veces se hace daño haciendo algo o dejando de hacer, a veces se hace daño no escuchando o no hablando con el paciente o con sus familiares y ustedes van a tener ese compromiso, esa responsabilidad", les dijo.

Médico de profesión, el secretario Narro afirmó que en la medicina la excelencia sólo se alcanza trabajando mucho, estudiando de manera sistemática, y tratando siempre de estar al ritmo de los avances médicos científicos y tecnológicos, pero también compartiendo esa característica, un apego irrestricto a un código ético que ha acompañado a la formación médica y a la práctica profesional a lo largo de la historia.