En 1991 debutó en la pantalla grande con la cinta ‘Terminator 2: El Juicio Final’
El actor estadunidense de 39 años caminaba en un centro comercial de Los Ángeles, California, en donde lucía muy desaliñado y pasado de peso

CIUDAD DE MÉXICO El actor estadunidense Edward Furlong ha sido captado en un centro comercial en la ciudad de Los Ángeles, California, en donde lucía muy desaliñado y pasado de peso.

A más de dos décadas de que saltara a la fama en la cinta “Terminator 2: El Juicio Final”, interpretando el papel de John Connor, se dejó ver en un mall californiano, y se ve a un mundo de distancia del joven de rostro fresco que conquistó miles de corazones alrededor del mundo.

Furlong, de 39 años de edad, parecía cansado mientras caminaba por las tiendas con una bolsa de plástico en la mano en compañía de su novia, la también actriz Monica Keena.

La ex estrella de cine vestía una camiseta, que parecía ser de adentro hacia afuera, con los jeans deshilachados y su cabello largo con un par de gafas de sol de estilo aviador.

TALENTO DESPERDICIADO

Edward Furlong saltó a la fama con el papel de John Connor en la cinta de James Cameron, “Terminator 2: El Juicio Final”, gracias a este papel ganó el premio MTV Movie Awards al Mejor Actor Revelación en 1992 y un Saturn como Mejor Actor Joven.

Continuó su carrera en la gran pantalla en las cintas Brainscan, Pet Sematary Two y otras independientes.

Compartió cartel con actores como Meryl Streep y Liam Neeson en “Antes y después”, con Tim Roth en “Cuestión de sangre” y con Jeff Bridges en “American Heart”.

Tuvo un papel importante en el filme American History X, de 1998, interpretando a un joven neonazi que quiere seguir los pasos de su hermano mayor, interpretado por Edward Norton.

Formó parte del reparto de “The Crow: Wicked Prayer”, en 2005, basada en el libro de cómics The Crow, junto a David Boreanaz, Tara Reid, Dennis Hopper y Macy Gray.

Debutó en 2006 en la serie de televisión “CSI: New York”, interpretando a Shane Casey durante dos episodios.

En 2011 estelarizó la cinta  “This Is Not a Movie”, una producción dirigida por el mexicano Olallo Rubio y co protagonizada por Peter Coyote y Edi Gathegi.