Foto: Especial
Como la policía de Arteaga no se da abasto, un grupo de ejidatarios se armó y atrapó a unos ladrones

Habitantes del ejido Santa Teresa de los Muchachos hicieron la labor que le corresponde a la Policía Investigadora, fueron tras los delincuentes y sorprendieron a cuatro que sustrajeron enormes cantidades fierro a bordo de una camioneta.

Todos los involucrados, identificados como Manuel, Adrián, Maciel y Mauro de 34, 30, 29 y 26 años de edad pasaron las fiestas de año nuevo en las celdas a disposición del ministerio público, acusados por el delito de robo.

Según la denuncia que interpusieron ante el ministerio público, los afectados señalan que desde junio armaron un comité de vigilancia en el poblado Santa Teresa, localizado por el rumbo de la carretera a Zacatecas.

Habían recibido visita continua de ladrones y como la policía municipal de Derramadero está muy lejos de su sector, y la policía rural que depende de la Policía Investigadora solo cuenta con dos policías para los cientos de ejidos; los habitantes armaron su vigilancia.

Hace años rentaron tierras a una mina y como ya había terminado el contrato de la renta, todos los bienes que se quedaron en el predio eran saqueados por los delincuentes.

Fue entonces que los ejidatarios se armaron con machetes y piedras para someter a los ladrones, a los cuales entregaron a las autoridades municipales.

PERO LOS LIBERAN

Los involucrados dijeron ser empleados de la mina de pirita y que solo iban a sacar los bienes del supuesto patrón, pero no comprobaron la supuesta orden o propiedad.

Como no hubo denuncia formal por parte de los ejidatarios, los delincuentes  obtuvieron libertad inmediata y creen que los asegurados eran los mismos que participaron en el robo a interior de una clínica rural, ubicada en el ejido El Palmar.