Foto: Nadia Betancourt
El presidente municipal de Nadadores, Ismael Aguirre Rodríguez, anunció que parte de los restos de los animales serán enviados a un laboratorio para obtener información del suceso.

NADADORES.- Pobladores del ejido Huizachal reportaron a las autoridades municipales que de la noche a la mañana murieron más 150 cabras por causas aún desconocidas, situación por la que la zona será declarada en cuarentena.

El presidente municipal de Nadadores, Ismael Aguirre Rodríguez, anunció que parte de los restos de los animales serán enviados a un laboratorio para obtener información del suceso.

Dijo que en caso que la Jurisdicción Sanitaria 04 de la Secretaría de Salud no tome cartas en el asunto, procederán a aislar a las personas y a los animales durante cierto periodo para limitar el riesgo de que se extienda una posible enfermedad contagiosa.

“El día de mañana no quiero problemas, o que nos vayan a culpar a las autoridades del municipio; nosotros necesitamos actuar y lo vamos a hacer”, aseguró.

Foto: Nadia Betancourt

Por lo anterior, los responsables del departamento de Salud del Gobierno Municipal está por limitar el acceso al ejido Huizachal hasta que obtengan los resultados del laboratorio.

Mientras se obtiene información sobre la causa de muerte de las cabras, los pobladores están intranquilos y temen que se repita un evento similar.

Las mujeres del lugar suponen que los animales murieron por la baja de temperatura y las precipitaciones pluviales que se presentaron la semana pasada: “Se les entumieron las manos y las patas porque llovió mucho”.

Ismael Aguirre indicó que continuará al pendiente del caso y apoyará a las familias afectadas.