Foto: Cuartoscuro
En México, el 87 por ciento de los trabajadores asalariados (29 millones 913 mil) no cuenta con el derecho laboral de una afiliación sindical hasta datos de marzo de 2019, sobre todo en Morelos (94 por ciento), Puebla (92 por ciento) y Querétaro (91 por ciento), expone el tercer reporte del Observatorio de Trabajo Digno de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza

En México, el 87 por ciento de los trabajadores asalariados (29 millones 913 mil) no cuenta con el derecho laboral de una afiliación sindical hasta datos de marzo de 2019, sobre todo en Morelos (94 por ciento), Puebla (92 por ciento) y Querétaro (91 por ciento), expone el tercer reporte del Observatorio de Trabajo Digno de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

“La experiencia con el sindicalismo ha sido negativa con líderes corruptos y patrones que dejan en indefensión a los trabajadores“, dijo el coordinador Rogelio Gómez Hermosillo durante su presentación. “No tienen defensa en lo individual ni una organización que los defienda en colectivo. Eso explica la precariedad en el mundo del trabajo”.

La semana pasada, SinEmbargo publicó que los secretarios generales de 15 de los más grandes sindicatos a nivel nacional llevan entre 11 y 43 años perpetuados en el poder. Cuatro de ellos –el de Telefonistas, el de la Industria Química, el de las Embotelladoras y el de los Ferrocarrileros– tienen más tiempo al mando que Carlos Romero Deschamps, quien renunció al sindicato petrolero luego de 26 años y cuatro reelecciones que violaron los estatutos.

El informe de Acción Ciudadana agrega que “la mayoría de personas trabajadoras para un patrón carecen de afiliación sindical o al menos desconocen si hay sindicato en su trabajo. Cuando lo hay, en la mayoría son controlados por líderes que actúan a espaldas de los trabajadores y que no son electos de manera libre y democrática. También se viola este derecho cuando los patrones generan sindicatos ‘de protección’ creados y controlados por ellos mismos a espaldas de quienes trabajan, con lo cual se anula la función de protección y defensa para quienes trabajan”.

LOS DATOS QUE DESNUDAN LA PRECARIEDAD LABORAL

María Ayala, investigadora de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, destacó que “en México se pueden trabajar jornadas completas y ser pobres”, ya que el 49 por ciento de los trabajadores asalariados hasta junio de este año (15 millones 120 mil) obtiene un salario insuficiente para adquirir los servicios básicos para su familia, sobre todo, en Morelos (75 por ciento), Tlaxcala (72 por ciento), Estado de México (69 por ciento), Veracruz (69 por ciento) y Oaxaca (67 por ciento).

Ayala explicó que el derecho al trabajo digno incluye al menos acceso a un trabajo libremente elegido; salario suficiente para una persona y su familia; seguridad e higiene en el trabajo; días de descanso semanal y limitación en horas de trabajo; acceso a servicios de salud y seguridad social; estabilidad e indemnización por despido; participar libremente en sindicatos; y el derecho de huelga.

Sin embargo, hasta junio de este año el 78 por ciento (25 millones 460 mil) carece de al menos una de estas condiciones dignas de trabajo, expuso Ayala. En Morelos, Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca, 9 de cada 10 trabajadores carecen de condiciones de trabajo mínimas.

Sólo considerando el contrato, el 51 por ciento de los asalariados (18 millones) no cuentan con uno escrito o firmaron uno temporal que los priva de la indemnización por despido con datos hasta junio.

nte estas cifras que reflejan la precariedad en el mercado laboral a nivel nacional, ambos ponentes llamaron a la recuperación gradual del salario mínimo para que sea suficiente para una familia, a través del aumento de 30 pesos al día en este año, además de hacer valer la Reforma Laboral contra el outsourcing con patrón sustituto, evasión de seguridad social y contratos temporales.

Respecto a la falta de seguridad social, pese a ser un derecho, el 42 por ciento (14 millones 838 mil) de los asalariados carece de acceso a servicios de salud para el empleado y su familia; a ingresos en la edad de retiro, así como servicios de cuidado en caso de enfermedad, accidente, o incapacidad; ni fondos para vivienda.

María Ayala dijo que una de las causas de la violación a este derecho es la presencia del outsourcing ilegal en las empresas, y se da sobre todo en Hidalgo (64 por ciento), Oaxaca (64 por ciento), Michoacán (63 por ciento), Chiapas (63 por ciento) y Puebla (62 por ciento).