Además, los agentes se hicieron con el teléfono móvil de Victoria Toesing, una abogada considerada una de las aliadas de Giuliani. ARCHIVO
Giuliani, que fue el fiscal del Distrito Sur de Nueva York en los años 80, arremetió contra los agentes federales durante el programa de radio que lleva su nombre en la emisora

Nueva York, 29.- El abogado del expresidente Donald Trump Rudy Giuliani habló públicamente este jueves por primera vez después de que la Policía federal de Nueva York registrara su apartamento y su oficina y se incautara de varios dispositivos electrónicos, una acción que dijo tuvo lugar porque los investigadores están "celosos" de su carrera profesional.

Giuliani, que fue el fiscal del Distrito Sur de Nueva York en los años 80, arremetió contra los agentes federales durante el programa de radio que lleva su nombre en la emisora 77WABC un día después del registro.

"He hecho su trabajo durante más tiempo y mucho mejor que ustedes. (...) No han tenido una persona como yo en una oficina de fiscalía de EE.UU. desde que me fui. ¡No me extraña que estén celosos!", dijo Giuliani, quien además calificó a los investigadores como "una vergüenza".

"Son una total deshonra para la oficina que yo hice sobresalir", agregó el abogado de Trump, que también fue alcalde de Nueva York desde 1994 a 2001.

El registro de este miércoles estaba relacionado con las investigaciones de las autoridades federales sobre la posibilidad de que Giuliani presionara ilegalmente al Gobierno de Trump en 2019 en favor de funcionarios y empresarios ucranianos, quienes, supuestamente, ayudaban al abogado a buscar trapos sucios sobre los rivales políticos de Trump de cara a las elecciones de 2020, incluido el actual presidente, Joe Biden

Giuliani, sin embargo, negó este jueves haber conspirado con los ucranianos y apuntó que en realidad se trata de una investigación contra el expresidente: "No colaboré con ningún ucraniano (...) Estaba ahí en calidad de abogado", insistió el exalcalde neoyorquino, que dijo que los investigadores son un "puñado de progresistas que quieren librarse de Trump".

Uno de los abogados de Giuliani, Robert Costello, explicó a los medios que los agentes federales presentaron este miércoles una orden de registro relacionada con una investigación en torno a la posibilidad de que violara leyes que tratan de regular las actividades de grupos de presión extranjeros en EE.UU.

Por ello, los investigadores, que se presentaron tanto en la residencia de Giuliani como en su oficina neoyorquina de Park Avenue, buscaban comunicaciones del abogado con terceras personas, por lo que incautaron varios dispositivos electrónicos, entre ellos el ordenador de su asistente personal, Jo Ann Zafonte.

Además, los agentes se hicieron con el teléfono móvil de Victoria Toesing, una abogada considerada una de las aliadas de Giuliani.

El hijo de Giuliani, Andrew, que recientemente anunció que planea presentarse como candidato a gobernador de Nueva York en las elecciones del próximo año, habló con la prensa brevemente en la tarde del miércoles, y dijo que "si algo así le puede pasar al abogado del expresidente, le puede pasar a cualquier estadounidense".

"Esto es completamente absurdo y es el resultado de la continua politización del Departamento de Justicia que hemos estado viendo",