Los fanáticos han comenzado a trollear al seguidor del conjunto merengue

Los malos tatuadores están por todos lados. En Holanda, un fanático del Real Madrid sufrió por su nueva 'raya' que le generó más burlas que elogios y todo porque su piel quedó marcada con el rostro de su rival. 

El fanático ya había bautizado a su hijo como Cristiano, en honor del futbolista portugués y ahora decidió llevar en la piel al mítico defensa merengue, Sergio Ramos. 

En el tatuaje en su pierna, aparecía la cara del capitán junto al minuto en el que marcó el empate en la Final de la Champions del 2014 ante el Atlético de Madrid. 

Muy orgulloso, el fanático decidió mostrarlo ante las cámaras españolas sin embargo, las reacciones en Twitter fueron distintas a las que pensaba debido a que se parece más a Lionel Messi que a Ramos.