Esto ha ocasionado enfermedades de insuficiencia renal en la gente

Torreón, Coahuila.- Vecinos de la colonia Los Arenales, al sur poniente de Torreón, reclamaron que desde hace años el agua de la llave les sale salitrosa, lo que ha ocasionado enfermedades de insuficiencia renal en la gente, enfermedades infecciosas y el deterioro de sus viviendas.

Aseguraron que fue empezó hace años. Verónica Ríos dijo que cuando se instalaron las grandes empresas en esta zona, empezaron a desviar el agua dulce para las maquilas y a ellos les lanzaron el agua salada. 

Durante todo el día rara vez les sale, por lo que tienen que hacer guardias en las noches para almacenar el líquido que les llega a esas horas. “Nos está comiendo la sal”, dijo Verónica. 

La señora mencionó que ella no paga el agua porque es de mala calidad. “Si me la quieren cortar no me dejo”. Verónica, junto a otras vecinas, soltó la retahíla de consecuencias que ha atraído el agua salitrosa: la ropa blanca, los aparatos de aire están corroídos, las llaves cubiertas de sal seca, el cabello se les cae, los niños se enferman y lo peor, les ha provocado insuficiencia renal.

“Yo tengo tres hermanos con insuficiencia renal y los doctores dijeron que era por el agua”, contó Verónica.

Rocío platicó que ella le tuvo que donar un riñón a un hermano que lo perdió por la misma causa hace dos años. 

Las familias acostumbraban a cocinar con el agua salada y algunos hasta beberla. 

Rocío me señaló los daños del agua salitrosa en las paredes, en los aires lavados, en los techos. “Cuando están los aires, escurre y parece como si nevara pero es la sal”, comentó.  Me mostró las llaves quebradas de su lavabo con una plasta de sal. “Si se come eso, qué no le hará a las criaturas. La sal se está acabando todo”. 

Las familias dijeron estar cansadas de reclamar la problemática, pues año con año se quejan y nadie les soluciona. Mientras tanto, sus bolsillos se ven mermados por el gasto en hasta siete u ocho garrafones de agua purificada a la semana. Además, las lideresas del PRI las amenazan con no reclamar o les quitan apoyos sociales.