La plaza Manuel Acuña, tiene al centro, una de las más importantes esculturas públicas del país como homenaje al gran Poeta.

Saltillo, Coahuila.- A la Plaza Manuel Acuña se le conoce como 'La plaza de los huevones', 'Los pájaros caídos', 'Los enchilados' (haga sonido de enchilado).  Lea la historia de Any, una niña de 16 años que se prostituía en la plaza. Escrita por Jesús Peña.

La plaza tiene al centro, una de las más importantes esculturas públicas del país: ‘El ángel de Acuña’.

La pieza fue terminada en en 1900 por Jesús Fructuoso Contreras (1866-1902). En el mismo año fue trasladada a la Exposition Universelle en París. En 1912 envió a Saltillo por mandato del presidente Carranza, originalmente se ubicó en la Plaza Acuña, en 1953 se traslada a la Alameda Zaragoza y en 1999 regresa de nuevo a la Plaza de Acuña


Sobre este tema, lea el libro ‘Patria, rostro y sueño. Jesus F. Contreras, escultor del porfiriato’. Escrito por Patricia Pérez Walters