Volkswagen producirá la última unidad de este modelo cuyo origen es el vehículo producido en Alemania en 1938 al que en México se le apodó 'Vocho'

Volkswagen está poniendo fin a la producción de su último modelo de Beetle en su planta de Puebla, México.

El origen de este modelo surgió en las horas más 'negras' de Alemania como un proyecto de los nazis que derivó en el primer Beetle al que en México se le apodó 'Vocho'.

Un ejemplo de globalización reconocido y vendido en todo el mundo, el 'Vocho' se convirtió en un símbolo de la contracultura de la década de los 60 en Estados Unidos, sobre todo, un hito en materia de diseño, tan reconocible como la botella de Coca-Cola.

La historia del Beetle y el 'Vocho' en México inicia en 1978. La producción en Wolfsburg finalizó pero eso no significó la muerte del 'Vochito', cuya fabricación continuó en México, donde se erigió como un resistente 'carro del pueblo'.

La producción del 'Vochito' en el país terminó en 2003, pero comenzó a producirse el Beetle en Puebla.