Foto: Tomada de Internet
El año pasado, 2 de cada 10 pesos que gastaron los mexicanos fueron para comprar aparatos electrónicos, 18% a productos del hogar

A tres días del arranque de El Buen Fin, hoy más que nunca comparar precios se convierte en la clave principal para concretar una buena compra y cuidar el bolsillo, porque los productos más consumidos el año pasado se han encarecido más de 6 por ciento entre septiembre de este año y el mismo periodo de 2015.
 
En la edición del año pasado, dos de cada 10 pesos que se gastaron los mexicanos en el Buen Fin se destinaron a aparatos electrónicos, 18 por ciento a productos del hogar, pero el líder indiscutible fue la ropa y el calzado, pues este sector representó la tercera parte de las compras totales, señala un reportaje del sitio de noticias 24 Horas.
 
No obstante, para El Buen Fin que este año se celebra del 18 al 21 de noviembre próximos, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, todos los precios promedio de estos productos crecieron por encima de la inflación; es decir, más de 3 por ciento.
 
“El botón de muestra para los productos electrónicos son los reproductores de audio y aparatos de sonido, que fueron el sector más golpeado por la inflación, pues en un año sus precios se dispararon 11.08 por ciento, seguido por las televisiones, que se encarecieron, en promedio 6.3 por ciento entre septiembre de 2015 y el mismo mes de este año”, dice el texto.
 

La investigación detalla que en los electrodomésticos, los refrigeradores fueron los más golpeados, pues sus precios aumentaron 6.4 por ciento.
 
Los aumentos en estos dos sectores fueron provocados por la debilidad del tipo de cambio, pues aunque México es el exportador de televisiones más grande del mundo y el productor global más importante de refrigeradores, las piezas para armarlos provienen del exterior.
 
“Mientras tanto, la ropa tampoco será una opción más barata este año, pues los aumentos en estos productos van de 3.65 por ciento en los precios de las camisas para hombre, hasta 12.75 por ciento en el valor final de la ropa interior”, concluye 24 Horas.