Cleveland ha decidido cambiar de nombre, dejando atrás el conocido “Indios” por uno reemplazo a determinar más adelante, en algún día de la temporada 2021.

Es una decisión trascendental, producto de las protestas sobre la utilización por parte de equipos de deportes de nombres y símbolos indígenas.

También a lo largo de la historia del beisbol distintas franquicias han hecho cambios de ese tipo por diversas razones y se lo comentaremos en 4 capítulos.

En las primeras décadas del beisbol, los nombres solían cambiar mucho. El mismo equipo de Cleveland es un ejemplo de eso.

La franquicia fue conocida como los Blues (por Bluebirds) en la temporada inaugural de la Liga Americana en 1901, luego brevemente como los Bronchos y después como los Naps, en honor al miembro del Salón de la Fama, Nap Lajoie, que jugó para el club de 1902 a 1914 y además fue dirigente en algunos de esos años. No fue hasta que la partida de Lajoie que Cleveland se convirtió en los Indios.

En los últimos 80 años, las modificaciones, bien sea parte del nombre de un equipo, lugar o sobrenombre, han sido pocas, la mayor parte motivadas por una mudanza.

A raíz de la decisión de Cleveland, vamos a comentar los cambios de nombre en las Grandes Ligas que hemos encontrado, enfocándonos primero en el pasado más reciente. Hay casos en las que un equipo cambió su nombre a geográfico por una mudanza como los Atléticos de Filadelfia, de Kansas City y de Oakland, pero no cambiaron su apodo.

MISMO LUGAR, NUEVO NOMBRE

Los Angelinos en sus 60 años de historia han cambiado de nombre 4 veces. El equipo fue originalmente conocido como los Angelinos de Los Ángeles, cuando jugaban en la Liga Americana durante sus primeras 5 temporadas, la mayoría de las veces en Dodger Stadium.

Pero a principios de septiembre de 1965, cambiaron “Los Ángeles” por “California”, antes de mudarse al Anaheim Stadium. En 1997, el equipo se convirtió en los Angelinos de Anaheim. Los Angelinos ganarían luego su primer campeonato en el 2002.

En el 2005, el actual propietario de raíces mexicanas, Arturo Moreno, buscó expandir el alcance de la franquicia bautizando al club como los Angelinos de Los Ángeles de Anaheim y luego volvieron a utilizar el nombre original del club.

LOS MARLINS EN FLORIDA

Cuando las ligas mayores arribaron por primera vez al estado para la temporada de 1993, la franquicia de expansión fue nombrada Marlins de la Florida. Pero en el 2012, el equipo se movió de lo que se conoce ahora como el Hard Rock Stadium, un estadio de fútbol americano en Miami Gardens, Florida, a su nueva sede, el Marlins Park.

Con el nuevo parque localizado ahora sí en Miami, los Marlins adoptaron ese nombre como parte de una campaña más amplia de cambio de imagen.

LOS RAYS Y EL APODO DE DEVIL

¿Puede un cambio de nombre alterar la suerte de una franquicia? En este caso, alguien podría argumentar eso. En sus primeras 10 temporadas de existencia, el club de Tampa Bay (que en realidad disputa sus juegos de local en St. Petersburg, Florida) era conocido como los Devil Rays, en referencia a la criatura acuática, y perdieron al menos 91 juegos al año. Luego, el propietario Stu Sternberg decidió desprenderse del “Devil”, convirtiendo el nombre en una referencia a la buena luz del sol en Florida. “Ahora somos los “Rays”, un faro que alumbra a lo largo de Tampa y por todo el estado de Florida”, dijo Sternberg.

Y Los Rays inmediatamente ganaron 97 juegos y fueron a la Serie Mundial, iniciando un segundo capítulo mucho más exitoso en la historia de la franquicia. Contimuaremos.