Cuento de nunca acabar. Cada vez se pone peor la situación entre Alejandra Guzmán y su hija Frida Sofía, es lamentable el punto al que han llegado, pero es todavía más triste lo que dijo la joven que tuvo que enfrentar con su abuelo Enrique Guzmán, en caso de que esto sea cierto.

El distanciamiento entre ambas se ha  hecho más grande ahora que Frida Sofía le dio unas declaraciones al periodista, Gustavo Adolfo Infante en las que asegura que su abuelo fue abusivo con ella y le hizo tocamientos indebidos.

En medio de lágrimas, la joven lanzó estas terribles acusaciones en contra del padre de su mamá, las cuales en caso de ser ciertas son gravísimas. Nadie pone en duda el decir de la chica, pero tampoco se puede condenar a Guzmán hasta que no se prueba lo contrario y mientras tanto tiene la calidad de presunto ante las acusaciones que ni siquiera son formales ante una autoridad sino que fueron vertidas ante los medios de comunicación.

En respuesta, Enrique Guzmán ofreció una entrevista a Paty Chapoy en la que también lloró y aseguró que nada de esto es cierto y que nunca había tenido una mala intención en contra la chica.

Además el papá de Alejandra sentenció que a la mejor el hecho de que su hija le haya cortado el suministro de recursos a la joven es lo que ha provocado que esté dando entrevistas al mejor postor y cobre por ellas.

Aclaramos, el periodista no está para juzgar ni sacar conjeturas, simplemente para exponer los hechos. Mal que Chapoy se haya puesto a llorar con Guzmán y haya desacreditado las declaraciones de una joven que bien puede ser víctima de abuso.

Alejandra salió en defensa de su papá en un video en el que, entre otras cosas, solicitó a su hija que se acerque para que reciba atención con un terapeuta.

Desde luego, que Frida Sofía no se quedó callada y de inmediato reacción un comunicado comunicado en el que le dice que le entristece que siga con la farsa y que ella sabe que su abuelo violaba y le pegaba a su abuela, Silvia Pinal.

“Siempre abusó de ti en todos los sentidos y sales a decir semejante discurso tan absurdo y fuera de la realidad”,  expuso la hija de la rockera. ¿Qué es lo que irá a pasar? Veremos…

Desde nuestro punto de vista Frida Sofía está pidiendo  a gritos ayuda, de una forma desesperada y lejos de ser una jovencita caprichosa, como muchos dicen, se habría de indagar en todo su dolor y rencor con la vida y los suyos.

Es todo, hasta la próxima semana, primero Dios.