Fotos: Héctor García Campus. En la UC se han respetado los árboles que estaban ahí, enviando un contundente mensaje medioambiental.
En 2014 Emanuel y Esteban Garza Fishburn iniciaron una institución con un enfoque diferente, basado en la calidad educativa

Con la princesa encerrada en la torre y un dragón custodiándola un caballero debe sortear y superar los obstáculos en el camino a la fortaleza, solo para encontrarse con que el último reto, la bestia de aliento flamígero, es una proyección de sus miedos y para triunfar debe enfrentarse a sí mismo.

Este es el camino del héroe y la base de la filosofía que por cinco años Universidad Carolina ha inculcado en sus estudiantes como parte del proyecto para crear una institución comprometida con su propia comunidad y la que la ha acogido.

En entrevista con VANGUARDIA con motivo de su aniversario Esteban Garza Fishburn cofundador y Director General de UC, recordó los inicios de este sueño, los pasos que han dado para su crecimiento y los planes que tienen él y su hermano Emanuel Garza, rector, para la escuela.

“Se inspira en el proyecto de mis abuelos que llegan a Saltillo en los 60 y aquí fundan el Centro Estudiantil Restaumex”, recordó, “daban becas, hospedaje, alimentos y aparte enseñaban oficios a alumnos de bajos recursos que venían a estudiar a Saltillo, principalmente del sur de México y Centroamérica”.

El proyecto apoyó a más de 3 mil alumnos quienes estudiaron diversas carreras técnicas, y terminó 14 años antes de la fundación de Universidad Carolina, bautizada en honor a su abuela, en 2014, tiempo en el cual los hermanos Garza Fishburn no dejaron de ponderar la idea de continuar con esa iniciativa.

Abrir una escuela así fue para ellos una aventura, comentó, “tuvimos apoyo por parte de la Secretaría de Educación y al final la vocación de la Universidad es la transformación social y el beneficio de la comunidad y la gente creyó en esto”.

Deportes. El cuidado físico se promueve como parte de la formación integral.

En agosto de ese año abrió sus puertas con 300 alumnos inscritos en preparatoria y 5 carreras; Ingeniería Industrial y Sistemas, Mecatrónica, Comercio Internacional, Administración y Finanzas y Derecho. Actualmente tienen además preparatoria técnica y 8 carreras, las antes mencionadas más Procesos Industriales, Ciencia, Política y Planeación Urbana y Creatividad Tecnológica en conjunto con Grupo W, aunado a la maestría en Innovación Educativa con 2 mil 700 alumnos.

Explicó cómo al estudiar algunas materias de literatura fue que conoció el camino del héroe cuya metáfora fue la base para la mascota de la UC y la identidad que se ha forjado.

“Una vez que derrotas este miedo, estas inseguridades, esta ignorancia te conviertes en ese dragón y nuestros alumnos se están enfrentando día a día a ellos mismos y convirtiéndose en los héroes de su propia historia”, dijo.

Parte de la experiencia de ser dragón se encuentra en el mismo campus, ubicado en la antigua finca sobre la calzada Antonio Narro, que fue preservado por los Garza Fishburn y cuidado al grado de que las nuevas estructuras, salones e instalaciones han sido construidas procurando no dañar ni talar los árboles.

“Es un campus mágico y así lo sentimos desde que estaba a la venta; no quisimos venderlo, había muchas oportunidades de personas que querían hacer casas de Infonavit y hasta un H-E-B”, contó, “nuestra principal prioridad al hacer el campus aquí era cuidar esa magia y aunque cuesta más sacarle la vuelta a los árboles para construir es un mensaje contundente de a qué le damos importancia como Universidad”.

Asimismo señaló que inspirado en las ideas de Sergio Fajardo, político colombiano, crearon instalaciones dignas pues “creemos que los espacios bonitos, dignificantes y bien diseñados elevan el espíritu y generan identidad, inspiración y ganas de crecer y de querer pertenecer”; además adelantó que para enero y agosto próximos habrá más salones.

Entre los pilares de la educación que imparten a sus alumnos destacó el desarrollo humano, con capacidades socio-emocionales adecuadas pues “para nada nos sirve preparar a súper profesionistas si no saben estar bien consigo mismos, estar bien con los demás en sus relaciones interpersonales”.

E-sports. Alumnos de la UC ya han ganado torneos de juegos de deportes digitales.

Por otro lado también es importante la cuestión de la ciudadanía al inculcar un sentido de responsabilidad para con su comunidad, y muestra de ello es el proyecto de “Distrito Carolina”, un esfuerzo puntual que reúne estrategias previas y propone la activación e interacción con los barrios vecinos al campus.

Adelantó, como parte del plan, el rescate de oficios tradicionales de Saltillo y, destacó, su innovación y reinvención para que se sostengan en el mundo contemporáneo, como es el caso del sarape, los ladrillos de barro y pisos de pasta, cuya producción si bien permanece cada vez parece menor y más parte del recuerdo que de la vida cotidiana de la ciudad.

Su entrada en el mundo de los videojuegos competitivos, los e-sports, ha sido también un acierto en el crecimiento de la universidad, la cual ha ganado ya un par de torneos a nivel nacional en juegos como Clash Royale y Overwatch, además de dos sub-campeonatos nacionales de League of Legends, con ya un equipo profesional, con patrocinadores, apuntando alto en este mundo de los “deportes digitales”.

“No hay muchas universidades que jueguen y nos toca abrir cancha, pero nuestros alumnos están creciendo muy bien, ya algunos tienen sueldos por equipos profesionales, ya tenemos patrocinadores oficiales y ahí vamos, divirtiéndonos mucho”, comentó.

Recalcó y celebró el equipo que se formó en UC, sin el que muchos de sus logros no se habrían conseguido pues la “vocación de la universidad ha jalado talentos increíbles que se han sumado al proyecto”.