Foto: Internet
La serie de HBO llega mañana a su final y la emoción de los fanáticos está por las nubes. Aquí el brevísimo adelante del esperado y controversial episodio

Era el 2011 cuando HBO se arriesgó con una serie cara, no cara, carísima. Por las locaciones, por la cantidad de extras, por los vestuarios y por contratar a un grupo de actores y actrices desconocidos. Sin embargo, "Game of Thrones" es una superproducción épica, es ya considerada una serie de culto, una que conquistó a un ejército de seguidores con los episodios de cada temporada.

A la vuelta de ocho años, el final se acerca.

Los seguidores de la serie que se inspiró en las novelas de George R. R. Martin están con los nervios a flor de piel. Las preguntas se suman, más que las respuestas. La principal, ¿quién ocupará el Trono de Hierro?

¿Qué nos adelantan estos segundos?

Entre un pasillo de leales inmaculados, Daenerys avanza hacia ante un Desembarco del Rey absolutamente masacrado y calcinado hasta sus cimientos. Un plano que a muchos los lleva a recordar esas historias que escuchamos desde los inicios de la serie sobre la aniquilación e inclemencia de Aerys Targaryen, alias el Rey Loco (The Mad King), padre de Danny.

FOTO: Internet

Vemos también caminando sorprendido frente a las ruinas que dejó el fuego a Tyrion Lannister, con un semblante serio que ha detonado la preocupación de los seguidores de la serie y las especulaciones sobre el futuro del personaje.

Y desde luego, no podía Arya Stark, en quien -ojalá- se centre este capítulo final. Arya aún tiene que cerrar unos ojos verdes, y dado que ya no pueden ser los de Cersei, todo apunta a que irá por la nueva reina, Daenerys, desquiciada al igual que su padre, por todo lo que perdió en la última temporada, y ahora sí, la más temida de los siete reinos.

Hay documental post final

Conscientes de que muchos sufrirán depresión tras el último episodio, HBO anunció también el lanzamiento del documental de la serie, “The Last Watch” (La última guardia) que llegará a las pantallas el 26 de mayo.

Dirigida por la británica Jeanie Finlay, esta grabación de 120 minutos dejará a los espectadores colarse en el set de rodaje de Irlanda del Norte, donde se filmó gran parte de la última temporada.