Si la carestía feroz
es la situación actual,
espérese hacia el final,
pues, de este sexenio atroz.