María Urtiz y don Juan Lobato.
Ayer falleció la esposa del entrenador ateneísta, pilar del deporte en la capital del estado

Saltillo perdió una parte importante en la historia del futbol americano con la muerte de la señora María Urtiz, viuda de don Juan Lobato a los 85 años de edad. 

La señora María Urtiz perdió la vida en la ciudad de Colima y se le recuerda como la compañera de vida de uno de los hombres que más influyó en el futbol americano en nuestra ciudad.

Juan Lobato fue entrenador ateneísta de 1952 hasta 1970 y el 31 de octubre de 1988 le pusieron su nombre al campo del Ateneo Fuente. 

 El estadio es casa de los Daneses y es sede de los torneos de categoría juvenil e intermedia que organiza la Universidad. 

La señora Urtiz  estuvo presente en múltiples homenajes que le rindieron a su esposo por distintas partes del país. 

La comunidad del futbol americano en Saltillo le dio sus condolencias a su familia, que sigue ligada al deporte en la ciudad, como Pedro Lobato, representante de los Steel Ducks de AFAIS.