Foto: Especial
La organización Causa en Común denunció hoy que “es evidente que desde la Fiscalía General de Veracruz subsiste una sistemática operación jurídica para proteger a los presuntos violadores de Daphne.

CIUDAD DE MÉXICO.- La organización Causa en Común denunció que el Gobierno de Javier Duarte de Ochoa permitió salir del país a los jóvenes denunciados por el presunto abuso sexual de la menor Daphne Fernández. Y acusó que para el mandatario es sólo “un caso más a quien burlar”.

La agencia Efe informó que las autoridades mexicanas solicitaron a la Interpol que se detenga a tres de los cuatro jóvenes acusados de atacar sexualmente a la joven que tenía 17 años en el momento del suceso. De acuerdo con medios de comunicación nacionales, serían Enrique Capitaine, Jorge Cotaita y Diego Cruz Alonso los jóvenes contra quienes fue girada la orden de arresto.

Esta tarde, a través de un comunicado, la organización Causa en Común, que ha estado dando seguimiento al caso de la joven, denunció que “es evidente que desde la Fiscalía General de Veracruz subsiste una sistemática operación jurídica para proteger a los presuntos violadores de Daphne. Dilatar la investigación hasta permitirles salir del estado y/o del país para retrasar aún más, su presentación ante un juez, son hechos más que evidentes y son una forma de corrupción de la que usted ha sido parte y ha tolerado”.

La asociación acusó que el de Daphne Fernández es un caso más de todo lo que el Gobernador Duarte Ochoa “ya viene arrastrando”.

En el documento dirigido al mandatario estatal, así como a su Fiscal General, Luis Ángel Bravo Contreras, la organización criticó que pese a que le envió diversas cartas y observaciones por “su incipiente reacción” ante el caso de la joven veracruzana, “nos queda clara que para usted […] es sólo un caso más a quien burlar”.

“Sin embargo, este caso termina siendo un icono para percibir Estado de Derecho en la entidad como fallido, como un verdadero símbolo de la corrupción e impunidad en la que han vivido los veracruzanos durante su mandato”, considera Causa en Común.

Foto: Especial

La organización recrimina también al mandatario que “poco le importan las casi 200 mil expresiones en Change.org que le exigen aprehender y consignar a Los Porkys y tampoco le importan las evidentes faltas a la verdad del Fiscal del Estado ni mucho menos, que se quiera condicionar la revisión de la investigación a la defensa a una llamada telefónica del padre de la víctima con el Fiscal sin un argumento legal de por medio”.

El documento destaca que la información sobre las órdenes de aprehensión en contra de tres de los jóvenes presuntos agresores de Daphne, se dio a conocer a través de filtraciones en los medios de comunicación. En este sentido, cuestiona: “¿La filtración será la nueva política de comunicación en Veracruz?”.

“La sociedad está cansada de rumores, merecemos certeza informativa porque para nosotros, la violación a Daphne está lejos de ser un caso más y merece ser tratado con respeto. Daphne señor gobernador, somos todas”, agrega.

Finalmente, la asociación recrimina que el Gobernador Javier Duarte quiera que sea el Gobierno federal quien resuelva los problemas que él “solapa”, y o que los quiera heredar a la siguiente administración.

Hoy mismo, tanto el padre de uno de los acusados, como el de la joven agredida, dijeron esta mañana en entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula no tener conocimiento de las órdenes de aprehensión.

En tanto, las fuentes consultadas por la agencia española detallaron que un juez local giró órdenes de arresto contra tres de los muchachos señalados públicamente por participar en la violación en enero de 2015 de la joven Daphne Fernández, de 17 años en el momento del suceso.

Luego de las investigaciones realizadas por la Fiscalía General del Estado de Veracruz, el magistrado determinó que había elementos suficientes para pedir la orden de aprehensión contra tres implicados por el delito de pederastia, que permite configurar más agravantes y dar una mayor atención a la víctima.

Inmediatamente las autoridades locales y federales emitieron una ficha roja de captura a la Policía Internacional (Interpol) contra tres implicados, cuyos nombres no fueron revelados de manera oficial a Efe.

Y es que la semana pasada se dio a conocer que Enrique Capitaine Marín y Diego Cruz Alonso, dos de los jóvenes implicados en la violación de Daphne Fernández, huyeron del país para resguardarse en Estados Unidos y España, respectivamente. También trascendió que Jorge Cotaita se encuentra en Dallas. En el caso de Diego, su padre Héctor Cruz explicó en entrevista con Radio Fórmula que se encontraba en Bilbao por cuestiones académicas.