La diseñadora rara vez da entrevistas, dice que su ropa lo dice todo. Fotos: El País
Comme des Garçons desafía a las invitadas de la gran gala de la moda, por ello te presentamos las 10 claves para descifrar a su diseñadora: Rei Kawakubo, protagonista del evento

MADRID.- Rei Kawakubo empezó a diseñar cuando, trabajando como estilista en Tokio a finales de los sesenta, no conseguía encontrar la ropa que buscaba para sus clientes. No sabía coser, ni siquiera dibujar bocetos, había estudiado historia de la estética y caído en la moda por casualidad, pero el no haber pasado por ninguna escuela de costura o diseño le permitió no tener que desaprender lo aprendido. Empezó de cero, como empieza aún cada nueva colección, redefiniendo y rompiendo los límites de la moda en cada prenda que ha creado y crea bajo su marca Comme des Garçons.

Aunque inaccesible o difícil de entender, sus diseños no solo han influido a otros, sino que se venden. Kawakubo no se define como artista, sino como mujer de negocios y ha sabido romper los prejuicios entre arte e industria. 

“Rei Kawakubo/Comme des Garçons: Art of the In-Between” es la primera retrospectiva que organiza el museo neoyorquino a un diseñador vivo después de la de Yves Saint Laurent en 1983. Es también un salto arriesgado viniendo del éxito de las dos últimas exposiciones con conceptos más amplios y asequibles: China y la tecnología. Y es la que más quebraderos de cabeza traería ayer a las invitadas a la gala del Met.

Esta es la segunda vez que la muestra se dedica a alguien vivo.

En las siguientes 10 claves se descifra a Rei Kawakubo, la protagonista de esta gala del Met:

Inicios

Fundó Comme des Garçons en 1969, dos años después abrió tienda en Japón –de la que se inspirarían otras, como Colette y Dover Street Market, de la que es cofundadora. Seis años más tarde debutó en París, donde sigue desfilando. 

Bob Dylan de la moda

Son muchas las famosas fieles a su estilo. Pero también los diseñadores que le confiesan admiración. Junya Watanabe, que aún crea en paralelo una línea para Comme des Garçons (CDG), fue su discípulo. Y Helmut Lang y los belgas Martin Margiela y Ann Demeulemeester han bebido de su influencia. 
Por su parte, una de sus últimas y escuetas apariciones fue en la semana de la moda masculina de París. Acudió al desfile de Balenciaga de Demna Gvasalia y al de Gosha Rubchinskiy. 

La diseñadora también ha renovado la forma de vender.

Romper la idea de 'ropa'

Sus diseños dejan claro que no busca el éxito comercial ni se doblega a los deseos de la calle. 

Agitar el Met 

Unas 120 piezas se vieron en la exposición y gala que celebró el Metropolitan de Nueva York, la segunda que se dedica a un creador vivo tras la de Yves Saint Laurent en 1983.

Válvula de escape comercial 

En 2002 lanzó la línea Play con un logo-corazón diseñado por Filip Pagowski. Con ella suma una docena de colecciones bajo el paraguas de su marca. 

Dueña y señora de la marca 

Sus creaciones lucen con orgullo el calificativo de antimoda. The Business of Fashion estima que su empresa –incluidas tiendas y franquicias–  genera unos 220 millones de dólares. 

Ella no solo diseña, supervisa también todo lo que se crea bajo su nombre. Y con 74 años, dice que de retirarse, ni hablar. 

Desmontando accesorios

El otro recurso para las ventas son las líneas de perfumes –que comparte con Puig– y que cuenta con más de 75 fragancias. Todas éxitos comerciales, a pesar de no seguir el esquema olfativo habitual. Valga como ejemplo Odeur 53, elaborada sin un solo ingrediente natural. 

En rosa y negro llegó Lilly Collins

Estilista casual

La editora de la revista Garage, Michelle Elie, es, probablemente, la persona con más piezas de Comme des Garçons en su armario. Antes de diseñar, Kawakubo también trabajó un par de años como estilista. Harta de “no encontrar ropa que le apeteciera fotografiar”, decidió hacerla ella misma. 

Vena punk

Es el único movimiento por el que declara sintonía. “Está en contra de la adulación”, dice. Va en línea con su objetivo de desafiar lo normal para despertar a la gente: “Lo nuevo es progreso”. 

¿Partir de ‘la infelicidad?

Estudió Historia de la estética en la Universidad de Keio, la misma en la que trabajó su padre y donde coincidió con Yohji Yamamoto. Su primer “y segundo” tono favorito es “el negro”, pero el color es recurrente en su trabajo. Cuando crea, se rige por un código: “Busco una situación en la que no soy libre. Y uso una regla: nada nuevo puede salir de algo que implique ser libre y no conlleve sufrimiento”. 

Sigue la cobertura del Meta Gala en Vanguardia.mx

 

Nick Jonas se acompañó de Priyanka Chopra.