Foto: Especial
Está basada en inteligencia artificial. Convierte imágenes placenteras en terroríficas

El miedo sirve como mecanismo de protección. Es la respuesta del cuerpo ante un peligro. O al menos ante aquello que se percibe como una amenaza. ¿Pero qué causa miedo? ¿Cuáles son los disparadores de ese sistema de alerta?

Con el fin de entender qué hay detrás de este sistema humano (tan humano) investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y la agrupación australiana Data 61, dependiente de la Organización de Investigación Científica e Industrial (CSIRO), desarrollaron una máquina de pesadillas.

El sistema, basado en inteligencia artificial, convierte lugares turísticos, personajes animados, paisajes encantadores y básicamente cualquier fotografía en imágenes verdaderamente terroríficas. Es como añadir una capa de terror a la realidad habitual.

"Comenzamos de a poco, experimentando con lo que llamamos procesos terroríficos. Usamos algoritmos de deep learning para (que el sistema) aprendiera cómo se ven las casas embrujadas, las ciudades fantasmas y los sitios intoxicados. Luego aplicamos el estilo aprendido a famosos sitios de interés. Es sorprendente lo bien que el algoritmo puede extraer el elemento 'que da miedo' de esos templates y plantarlos en los sitios de referencia", destacó el investigador de Data 61 Manuel Cebrian en el blog de CSIRO.

Como está construido en base a inteligencia artificial, el sistema va refinando sus procesos a medida que es expuesto a nuevos desafíos.

Por ahora ya se recolectó información de más de 200 mil personas que hicieron un test online, donde tienen que calificar las imágenes que ven allí en terroríficas o no terroríficas.

La evaluación digital es sencilla de hacer, gratuita y abierta para todos. Basta con ingresar aquí. Con cada dato se le va educando, un poco más, al sistema.