Presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción (Canacintra), Carlos Braña. Fotos: Francisco Rodríguez
Braña Muñoz mencionó que si ahora no se reciben los estímulos económicos, va a ser muy difícil que a lo largo del tiempo, por ejemplo tres meses, se puedan sostener las empresas y por consecuencia los empleos

Carlos Braña Muñoz, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción (Canacintra), aseguró que el “momento es ya”, de apoyar a los empresarios, en respuesta al gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme Solís, quien declaró la tarde del lunes que se analizará el comportamiento económico para la implementación de medidas necesarias “en su momento”.

Braña Muñoz mencionó que si ahora no se reciben los estímulos económicos, va a ser muy difícil que a lo largo del tiempo, por ejemplo tres meses, se puedan sostener las empresas y por consecuencia los empleos.

“Por eso es tan importante el empuje de la economía ahorita, antes de que se llegue el disparo de la emergencia sanitaria, ese empuje te da certeza para que tú como empresa sepas cómo actuar”, comentó.

El presidente de los industriales ahondó en que como empresarios, ven los diferentes panoramas y hacen un plan de acción para ir ejecutando conforme se cumplen fechas o se presentan inconvenientes.

“Si desde ahorita das los planes, vamos a proyectar cuánto tiempo podremos soportar la contingencia”, añadió.

En Coahuila, el gobernador Riquelme Solís declaró que se va empezando la contingencia, “vamos una semana, vamos a seguir analizando el comportamiento”, dijo. Hace unos días, el Grupo Empresarial Lagunero (GEL) al que pertenece Canacintra, había pedido del estado la dispensa de 90 días del pago del Impuesto Sobre Nómina (ISN).

Braña Muñoz refirió que tienen una obligación proveedores y trabajadores, y expuso que si se empieza a dar de baja a colaboradores, las consecuencias vendrán en el tema de seguridad, “y a nadie nos conviene”, sostuvo. “Necesitamos estar atacando el problema económico ahorita, para que después no vengan problemas”, agregó.

Carlos Braña refirió que no tienen conocimiento de liquidaciones fuertes de alguna empresa debido a la emergencia sanitaria y aseguró que la mayoría ha decidido conservar los empleos.  

No obstante, reconoció que hay situaciones como empresas que tienen más de 15 días que no reciben mercancía, la recesión en Estado Unidos ya está golpeando.

También apuntó que en ese sentido, la reacción del gobierno federal a apoyos fiscales ha sido lenta y nula. “Estamos preocupados porque hay una responsabilidad fuerte con nuestros empleados y no hay apoyo”.

Consideró que se necesitan créditos y estímulos fiscales, trabajar con la banca porque es un hecho que el ingreso va a disminuir. “Necesitamos que haya un respaldo”, insistió.

Braña Muñoz pronosticó que será en abril cuando será más notable la baja en la producción.