AP
Podría estar un año fuera de las canchas

Kevin Durant vivió un triste regreso a las duelas al lesionarse el Talón de Aquiles en el quinto juego de las finales entre Raptors y Warriors.

La estrella de los Golden State Warriors dejó el juego con 9:46 por jugar en el segundo periodo, con una dolencia distinta a la que lo mantuvo fuera de acción desde mayo.

Los Warriors informaron que Durant tiene programado someterse a una resonancia magnética este martes para conocer la gravedad de la dolencia, pero algunos medios han dicho que podría estar un año fuera de las duelas.

Durant parece haberse resentido entre pantorrilla y tobillo derechos, la misma área de la lesión que sufrió ante los Houston Rockets en las Semifinales de la Conferencia del Oeste y que lo mantuvo fuera de acción desde el 9 de mayo pasado.