Y no es por la crisis climática; finalmente, después de mucho especular, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una emergencia sanitaria internacional para frenar el avance del coronavirus

Contagios mortales como el que ahora combate el mundo en distintos países, especialmente en el frente chino, ya han chocado contra la ciencia médica en distintos lugares y épocas de la historia humana.

Pero el peligro es permanente, pese a que nunca como ahora, los Homo Sapiens han estado mejor armados para luchar contra ese terrible y microscópico enemigo, los virus y las bacterias, que arrasan con millones de vidas.

Y es que antes de que el coronavirus por el que China virtualmente está levantando una nueva Gran Muralla contra la enfermedad, otras pandemias dejaron lecciones para que los seres humanos sobrevivamos.

Así, la viruela es una enfermedad infecciosa más grave de lo que se piensa. Se calcula que apareció en el año 10 mil a. C. por causa de la Variola virus, que sólo afecta a los humanos y causó más de 300 millones de muertes.

Vale destacar que la primera vacuna, diseñada por E. Jenner en 1796, fue para tratar la viruela.

El sarampión se distingue por sus marcas en la piel, fiebre elevada y malestar grave. La muerte que provoca se debe a la inflamación pulmonar o de las meninges. Se contagia por contacto directo y por el aire. Como no hay cura específica, se vacuna a los niños para prevenir contagios. La enfermedad mató a 200 millones de personas.

La gripe española fue una de las más graves de la historia. En dos años acabó con entre el 3% y el 6 por ciento de la población mundial; es decir, entre 1918 y 1920 murieron de 50 a 100 millones de personas.

La peste es una de las pandemias más conocidas. Es causada por Yersinia pestis, una bacteria, no un virus. Se transmite mediante las pulgas de las ratas.

La peste negra o bubónica, fue la peste más letal de la historia. Es conocida por sus implicaciones sociales e históricas pues fue un acicate para la evolución de la humanidad, que en el siglo 14 registró 75 millones de muertes.

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana o VIH, también conocido como Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o sida, es la quinta pandemia mundial. Por él han muerto más de 25 millones de personas y todavía es un peligro pues, aunque su transmisión es difícil, no existe ninguna cura definitiva.

La Plaga de Justiniano comenzó por el siglo 6. Probablemente mató a casi 25 millones de personas en el Mediterráneo hasta que se mitigó en el siglo 8.

Tercera Pandemia, así se identifica a un tipo de peste bubónica que comenzó en Yunnan, China, en el siglo 19. La pandemia estuvo activa hasta 1959 y provocó en solo diez años la muerte de más de 12 millones de personas.

El tifus, no las fiebres tifoideas, es provocado por el género Rickettsia y supone una de las pandemias actuales. Transmitida por insectos, provoca fiebres altas, exantema y otras desagradables consecuencias. Normalmente afecta a poblaciones rurales o muy aisladas, causando más de 4 millones de personas.

El cólera -no la cólera humana, que también es una enfermedad extendida- es una pandemia actual causada por Vibrio cholerae, bacteria que ha matado a unos 3 millones de enfermos, debido esencialmente a la deshidratación que es prácticamente imposible de parar por la velocidad a la que se pierde el agua.

Hoy la OMS y los organismos pertinentes avanzan en la búsqueda de una cura contra el coronavirus. Todavía no hay contagios en México, pero los habrá. No se puede bajar la guardia.