Chiwetel Ejiofor es un actor de color de origen británico que en el 2013 estuvo presente en las principales entregas de premios de aquel año por su papel protagónico en “12 Años de Esclavitud”.

Ese filme dirigido por el cineasta también de color y de origen británico Steve McQueen (“Viudas”) le dio a Chiwetel su primera nominación al Oscar como Mejor Actor y a la actriz de origen mexicano Lupita Njong´o su primera estatuilla dorada a la Mejor Actriz de Reparto del 2013, y así como a esta última le propiciaron jugosas ofertas para éxitos como la también nominada “Black Panther” (Ryan Coogler, 2018) o la recomendación que hicimos en el espacio de cine en cartelera de esta semana “Nosotros” (Jordan Peele, 2019) a Chiwetel le dieron oportunidad de participar también en producciones oscareables como “Misión: Rescate” (Ridley Scott, 2015) así como preparar su ópera prima como director que desde el pasado mes de marzo puede verse en la plataforma de Netflix: “El Niño que Aprovechó el Viento”.

“El Niño que Aprovechó el Viento” (”The Boy Who Harnessed the Wind”) tuvo su premiere mundial el pasado mes de enero en el Festival Internacional de Cine de Sundance y cuenta la historia real de William Kamkwamba (Maxwell Simba), originario del país africano de Malawi, quien a los 14 años de edad vivió junto a su familia y vecinos de la aldea que entonces habitaba una terrible sequía que propició una severa escasez de alimentos por la falta de agua no sólo para tomar sino para sembrar también. Siendo ya para entonces un estudiante de excelencia y amante de la física, William está convencido que a través de sus conocimientos puede ayudar a salir adelante a su comunidad dentro de esa situación.

Sin embargo, precisamente por la situación caótica que su país y su aldea viven, lo primero que tiene que dejar William son sus estudios para como el hombre de familia que es después de su padre Trywell (Ejiofor) apoyarlo cuando como agricultor no encuentra en su entorno el sustento básico para su familia y se ve forzado a dejar el hogar familiar en manos de William habiendo saqueos y robos que hacen peligrar al resto de los integrantes de la familia que son del género femenino. Con todo, aunque por no pagar su colegiatura y por consiguiente ya no ser de forma oficial un alumno de la escuela, William se las ingenia para combinar su encomienda de protector de la familia con la de visitar la biblioteca escolar con el apoyo de su maestra armar un generador de energía eólica que les cambiará la vida.

Habiendo compartido la semana pasada mi total decepción con la ópera prima como directora de Brie Larson (“Capitana Marvel”) con “Tienda de Unicornios”), estrenada el año pasado también en Netflix, “El Niño que Aprovechó el Viento”, basada en el libro que el propio William escribió sobre toda esta experiencia, es una muestra de que si bien hay actores que debían de limitarse a interpretar solo personajes porque su talento no les da para más, hay casos tan gratificantes como el de Chiwetel Ejiofor en su debut en la silla del director que lo menos que esperamos es ver su próxima película trabajando detrás de las cámaras como aquí supo muy bien hacerlo. Si tiene oportunidad no se la pierda.

Comentarios a: galindo.alfredo@gmail.com; Twitter: @AlfredoGalindo