Foto: Especial
Dijo que no se trata de frenar sus producciones si no de permitir el que no se sigan ampliando sus instalaciones pues la demanda del vital líquido incrementaría y se perjudicarían sitios como el Valle de Cuatrociénegas

Cuatrociénegas.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador afirmó que en el norte de México las plantas cerveceras o productoras de leche ya no pueden seguir creciendo por el uso excesivo del agua que registran.

En medio de un evento donde se anunciaron Acciones de rescate y recuperación de agua para Cuatro Ciénegas, dijo que no se trata de frenar sus producciones si no de permitir el que no se sigan ampliando sus instalaciones pues la demanda del vital líquido incrementaría y se perjudicarían sitios como el Valle de este pueblo mágico.

"Tenemos que hacer conciencia para que se sigan conservando los recursos naturales y entregar nuevas cuentas a las nuevas generaciones, vamos a apoyar a este propósito y con la idea de no prohibir, prohibido prohibir, pero todo tiene un límite si se quiere arrasar y destruir la naturaleza, nada más por la codicia pues vamos a poner orden y vamos a tomar decisiones por que el pueblo y la vida y la salud es lo primero"

Expuso que esta problemática de la disminución de agua en los mantos acuíferos, tiene que ver con lo racional que es el modelo neoliberal que parte de "producir a costa de lo que sea" sin planeación y sin autorización del estado, explicó que se debe de ordenar el desarrollo entonces se podría impedir la disminución de los niveles del agua.

El Valle de Cuatro Ciénegas es el humedal más relevante del desierto chihuahuense, desde 1994 es Área Natural Protegida, con  una superficie de más de 84 mil hectáreas.

Foto: Especial

Se tienen 250 pozas entre manantiales, ciénegas y humedales

La problemática parte de actividades económicas no regulada, el desarrollo de asentamientos humanos y la sobre explotación de sus humedales que provocaron la disminución de sus niveles de agua, impactando su flora y fauna endémica.

La agricultura y turismo desordenado son las actividades que han generado el mayor impacto.

Por ahora parte de las acciones de rescate y recuperación se considera formar una planeación para que, entre productores, empresarios, campesinos, autoridades estatales y el gobierno federal se llegue a un acuerdo y se establezcan límites y se recupere el agua en estos humedales únicos en el mundo.

A decir de Blanca Jiménez Cisneros directora de Conagua es un problema complejo de resolver más no imposible, se trata de un asunto de ordenamiento territorial, de manejo ambiental y del agua, de modelo de desarrollo económico.

Para mejorar la gestión del agua por una parte la Conagua con su presupuesto con apoyo de fundaciones seleccionó los sitios para recuperar y para hacer los trabajos de recuperación, quitar árboles y plantas que necesitaban mucha agua y se procedió a la capacitación ambiental, por otra parte, usando sus reglas de operación modificó canales de riego y su forma también de manejo, instaló los sistemas de monitoreo en el Área Natural Protegida para entender mejor y evaluar la eficiencia de los procesos.

Foto: Especial

Conagua contribuyo con algunas acciones de tecnificación de riego y construcción de infraestructura hidráulica para hacer un uso más eficiente del agua y para que permitiera que hubiera excedentes de agua, al poner una tubería se pudo tener un mejor uso.

Destacó que uno de los eventos más recientes es la exposición de un canal de cielo abierto en la Poza de la Becerra con la que se evitan pérdidas de agua y se pueden recuperar el agua para el río garabatal.

Jiménez Cisneros aclaro que se recuperaron así 50 litros por segundo y doce hectáreas de humedal.

Aclaró al residente al inicio de su administración había 250 hectáreas de humedal, de las casi 84 mil, hoy gracias a acciones como esta se han recuperado casi 41 hectáreas en las zonas de Garabatal, La Pileta, Poza Escobedo, Poza de la Becerra y Saca Salada con la participación de los tres niveles de gobierno.

Finalmente Andrés Manuel Lopez Obrador cuestionó "¿porque no utilizar el agua del sur y del sureste que hay tanta agua que se padece de inundaciones?"
.
De la misma manera, Riquelme Solís manifestó su disposición de colaborar y de sumar recursos en la consecución de este programa de desarrollo regional sustentable.

Al hacer un recuento de los esfuerzos que se han realizado para conservar y corregir el mal trato que se ha dado a los humedales en esta tierra, recordó que hace dos años inició el proyecto que se propuso a la Fundación “Gonzalo Río Arronte” y al Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, con contrapartidas del Municipio de Cuatro Ciénegas y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

En éste se propusieron, con la participación de los tres órdenes de Gobierno y de la sociedad civil organizada, fomentar las prácticas que ayuden a preservar el flujo de agua necesario para incrementar los niveles de agua superficial en el humedal prioritario.

Asimismo, elevar la cantidad de agua destinada a sostener las necesidades de consumo humano y lograr el correcto saneamiento de las aguas residuales.