Tomada de internet
El legislador federal del PAN señaló lo anterior luego que el INE se declaró ayer incompetente para conocer de la queja presentada por los senadores de Acción Nacional

“Es lamentable que la autoridad electoral no quiera revisar a fondo un tema tan relevante como el desvío de recursos de un Gobierno Municipal hacia un partido, lavándose las manos y echándole la bolita al Instituto Electoral local”, declaró el senador Fernando Salazar. 

El legislador federal del PAN señaló lo anterior luego que el INE se declaró ayer incompetente para conocer de la queja presentada por los senadores de Acción Nacional, en la que denunciaron las cuotas ilegales que el Ayuntamiento de Torreón retiene a los trabajadores municipales para transferirlas a las cuentas del PRI, y por virtud de la cual la remite al Instituto Electoral local. 

Entérese: PRI propone suprimir 100 diputados y 32 senadores

“Con esta resolución se desaprovecha la oportunidad de sentar un precedente para sancionar este tipo de prácticas ilegales y de conductas graves, practicadas por funcionarios y partidos en contra de las leyes electorales y contra los derechos de trabajadores” expresó. 

Manifestó que el INE se declaró incompetente por considerar que no hay elementos para acreditar que se hubiere incidido en el proceso electoral federal, a pesar de que el Tribunal Electoral ordenó medidas cautelares para que el Ayuntamiento de Torreón dejara de aplicar los descuentos en diciembre de 2014, y a pesar de que en el expediente consta que el propio alcalde Miguel Ángel Riquelme proporcionó los recibos de pago que reflejan el descuento hasta noviembre del mismo año, fechas en que ya había iniciado el proceso. 

Aseveró que es contradictorio que las solicitudes “supuestamente voluntarias” por parte de los trabajadores fueran firmadas el 1 de enero de 2014, un día inhábil; así como que las transferencias por más de 1 mdp de cuentas del Ayuntamiento de Torreón fueran a parar a cuentas de la Fundación Colosio Filial Torreón A.C. y del PRI Estatal.