Hoy los jóvenes mexicanos no tienen la práctica de la lectura pero tampoco saben leer en voz alta. Esto tal vez es un indicador del fracaso del modelo educativo en nuestro país. Por si alguien piensa que quedaron en el pasado los libros impresos, los jóvenes lectores tampoco leen libros a través del internet.

Hay otras maneras de entrever la poca calidad que ofrece el sistema educativo y que está vinculada a cómo se aprende. Pensé que había quedado muy atrás la memorización al dedillo de mis tiempos infantiles que era simplemente repetir un texto con puntos y comas. Ay de la persona que olvidara una sola de las palabras de su aprendizaje de memoria cuando frente a grupo tuviera que dar una exposición, porque se interrumpía su perorata.

Estuve recientemente en un certamen de belleza y cultura en el que se evaluaba el manejo verbal de un discurso. Creo que el público asistente se puso más nervioso que una joven concursante quien simplemente se quedó perturbada cuando olvidó una palabra de su mensaje aunque prosiguió después de un minuto compartiendo sus palabras al estilo de una cantaleta.

¿Qué nivel de pensamiento pueden tener los alumnos que egresan de Educación Básica y están acostumbrados a aprender memorizando?

¿Cómo será el pensamiento de aquellos que sólo saben hacer operaciones matemáticas con el auxilio de una calculadora electrónica que no tenga muchas funciones?

Las familias, comunidades, ciudades y países que cuentan con personas que ejercitan el pensamiento crítico, son más fuertes y tienen mayor flexibilidad ante las contingencias que aparecen inesperadamente.

El pensamiento crítico no es lo mismo que el pensamiento contestatario, pues implica una disciplina para cuestionar y llegar a los conocimientos. También considera las vertientes profundas del ser y su mirada es holística para comprender el todo de los todos, y los todos del todo.

El componente de la espiritualidad, el de los sueños acompaña al ser humano, pero es el pensamiento crítico el que define su evolución.

El modelo educativo debe contener el aprendizaje continuo desde el mismo aprendizaje: Aprender a aprender contando historias sencillas. 

Ahora bien, si hablamos del lenguaje científico es indispensable el ejercicio del pensamiento crítico de otra manera no existieran los descubrimientos de Copérnico, Galileo Galilei, Newton, Einstein y muchos otros.

Pero si en México no se promueve el estudio de la ciencia, ni del arte y las humanidades, ni siquiera el hábito de pensar, ¿qué futuro le espera a su niñez y juventud? 

Padecemos la ausencia de líderes funcionales en los diferentes niveles de gobierno porque a ellos también en la base de su educación les faltó adentrarse en el pensamiento crítico. 

Mañana lunes regresarán los escolares de Educación Básica a las aulas. Espero que los maestros dejen sus molestias para debatirlas en el tiempo y lugar precisos con la fuerza de su verdad pero sin dejar de trabajar un solo día de clases. Yo estoy con los maestros que buscan el diálogo y que logran sus propósitos gremiales sin necesidad de marchar por las calles. Conozco a muchos de ellos y merecen mi absoluto respeto.

El repunte en la calidad de los egresados del sistema de Educación Básica puede ser posible si los maestros y las autoridades educativas se dan permiso para ponerse de acuerdo, cada grupo de interés con su propia dignidad y en su propia esfera de actuación para que ya no haya niños que aprenden de memoria y de “corridita” las lecciones escolares, para cultivar en ellos, el pensamiento crítico.