Los Chiefs tienen más de 200 millones de dólares comprometidos contra el topesalarial del 2021. ARCHIVO
Apretado contra el tope salarial, el gerente general Brett Veach podría tener que modificar su filosofía de draft para que Kansas City vuelva al Super Bowl

KANSAS CITY.- Los Chiefs no planean permitir que la derrota en el Super Bowl LV les defina.

Mientras que los dos equipos previos que perdieron el Super Bowl no alcanzaron los playoffs a la temporada siguiente, los Chiefs parecen encaminados a terminar con esa racha en el 2021, incluso después de una sorpresiva derrota por 31-9 ante los Buccaneers.

Los Chiefs son los favoritos en las apuestas para ganar el Super Bowl LVI en Los Ángeles, con probabilidades de 11-2, de acuerdo al Caesars Sportsbook.

Pero, eso no significa que no tengan trabajo por delante en el receso de temporada, y evitar la resaca experimentada por algunos de los perdedores recientes del Super Bowl podría depender de los movimientos que realicen y cómo responder a dejar pasar la oportunidad de ganar anillos en años consecutivos.

“Obviamente, duele ahora”, dijo Patrick Mahomes. “Duele bastante. Pero vamos a seguir mejorando. Tenemos a un grupo joven de chicos que ha tenido mucho éxito, pero hemos tenido algunos fracasos y hemos tenido que aprender de eso.

“No podemos dejar que eso nos defina. Debemos seguir mejorando de cara al año que viene y prepararnos y, espero, estar en este juego de nuevo. Sabíamos que no siempre íbamos a ser exitosos y no íbamos a ganar mil campeonatos en fila. Sabíamos que íbamos a atravesar momentos difíciles y adversidad. Pienso que lo mejor de esto es que los tipos que tenemos, tenemos el liderazgo para ser mejores el año que viene”.

Siempre contamos con más de un mapa para ayudarnos a llegar a donde queremos, y ciertamente tendremos que tomar algunas decisiones difíciles respecto a tratar de retener a tantos jugadores en este equipo”.
Brett Veach, gerente general de los Chiefs.

Los Chiefs cuentan con una colección de buenos jugadores jóvenes, muchos firmados a largo plazo. Mahomes no cumplirá 26 hasta septiembre. Tyreek Hill tiene 26, Chris Jones, 26, Tyrann Mathieu, 28, L’Jarius Sneed, 24, Clyde Edwards-Helaire, 21. Todos, excepto Mathieu, están bajo contrato al menos hasta el 2022. A Mathieu le resta una temporada de contrato.

Sin embargo, eso no garantiza nada para los Chiefs. La derrota ante los Bucs es evidencia de ello.

“Es una cosa difícil incluso regresar a este juego”, dijo Andy Reid. “Pero, de eso se trata todo, y simplemente te demuestra el corazón de estos chicos y lo que han hecho para ponerse en posición de, al menos, tener la oportunidad de lograrlo. Debemos jugar mejor. Debemos usarlo como motivación para ayudarnos a regresar”.

Los Chiefs tienen una lista larga de agentes libres irrestrictos potenciales. El grupo está encabezado por los receptores abiertos Sammy Watkins y Demarcus Robinson, el centro Austin Reiter, los alas defensivas Tanoh Kpassagnon y Alex Okafor, el esquinero Bashaud Breeland y el safety Daniel Sorensen.

Todos han sido productivos para los Chiefs, al menos por momentos. Pero, podrían tener que vivir sin algunos de ellos por una apretada situación contra el tope salarial.

Los Chiefs tienen más de 200 millones de dólares comprometidos contra el topesalarial del 2021. La liga no ha fijado el límite, pero los Chiefs casi seguramente deberán realizar algunos movimientos para acomodarse por debajo. El gerente general Brett Veach dijo recientemente que los Chiefs estarían en buena forma si el límite queda en 185 millones, pero podría quedar fijado por debajo de eso.

Los Chiefs no han invertido tanto en términos de dinero o altas selecciones de draft en su línea ofensiva desde que Veach asumiera la gerencia general en el 2017. Ellos han reclutado apenas a tres linieros ofensivos en ese periodo, pero solamente uno arriba de la sexta ronda.

Veach podría tener que modificar esa filosofía. Los tackles titulares Mitchell Schwartz y Eric Fisher se perdieron el Super Bowl por lesiones, y sus regresos para la siguiente temporada son inciertos.

En su ausencia, la línea ofensiva se vio abrumada por los Bucs. Mahomes fue presionado en el 52 por ciento de sus retrocesos para lanzar.

Los Bucs mandaron carga en apenas seis jugadas. En lugar de eso, infligieron la mayor parte del daño con apenas cuatro jugadores.

Mahomes completó 8 de 24 intentos de pase para 95 yardas y una intercepción cuando estuvo bajo presión. Completó uno de 12 envíos para 4 yardas, con una intercepción cuando fue obligado a escapar del bolsillo.