Guillermo Anaya Llamas, candidato del PAN a la gubernatura de Coahuila / Foto: Archivo
Restó importancia a la denuncia interpuesta por el PRI

Acuña.– El candidato a la gubernatura de Coahuila por la Alianza Ciudadana, Guillermo Anaya Llamas, restó importancia a la denuncia interpuesta por el PRI, de la que dijo que en el 2011 hicieron lo mismo, y dijo que el enojo es que les ha ganado en cuatro elecciones, y esta será la quinta con la que también sale triunfante.

“Están desesperados porque van a perder; no saben cómo frenarnos. La verdad esto me tiene sin cuidado, porque son puras mentiras”, afirmó el diputado federal con licencia.

Dijo que las acusaciones que se le hacen en el sentido de que está recibiendo financiamiento de otros estados, es falso, porque son unos profesionales de la calumnia y de la difamación.

“Si me comprueban un solo pesos que me enjuicien; hay órganos fiscalizadores”, afirmó.

Se dijo a favor de que se fiscalicen todos los recursos que están destinados a las campañas, porque los corruptos de van a ir a la cárcel.

“Los Moreira se van a ir a la cárcel; vamos a perseguirlos. Voy a recuperar lo robados y lo voy a invertir en nuestras prioridades”, aseguró.

Dijo que el gran reto no es ganarle al PRI, porque sabe que están perdidos, sino que el gran reto es que la gente salga a votar. Vencer el miedo, y que sepan que vamos hacer, un gran cambio en Coahuila.

Señaló que los hermanos Moreira, como saben que van a perder, lo que buscan es fueron con las diputaciones plurinominales 

Dijo que ocho de cada diez coahuilenses piden un cambio y cárcel para los Moreira; y de lo robados lo voy a recuperar y lo voy a invertir en Salud, Medicinas para los Hospitales, en infraestructura y en seguridad, una vez que gane.

Hizo un llamado al Instituto Electoral de Coahuila, para que no caigan en la tentación del juego de Moreira, Aguillón y otras personas, que se mandan mensajitos con los consejeros, y vamos a estar muy pendiente en eso; tenemos los ojos puestos en ellos.

Finalmente dijo que enjuiciara a todo aquel que haya robado un solo centavo en Coahuila.