Foto: Tomada de Internet
Así como en Río 2016, también habrá un equipo de refugiados en los Juegos Paralímpicos

Por primera vez en la historia habrá un equipo de regugiados en los Juegos Paralímpicos. Un atleta de Siria y otro de Irán conformarán al equipo paralímpico de refugiados en los juegos de Río de Janeiro que se disputarán el próximo mes.

El nadador Ibrahim Al Hussein, que perdió su pierna durante un ataque con misil en Siria, participará de los 50 y 100 metros libres.

Hussein cargó la antorcha olímpica en Grecia, donde reside actualmente, cuando pasó por un campo de refugiados en Atenas. Sólo supo hace poco que estaría en los Juegos Paralímpicos.

"Estaba tan feliz que no me podía mantener quieto, quería dormir y no podía, una sensación maravillosa. Pensé que mi sueño había acabado cuando perdí la pierna, pero ahora volvió de verdad", añadió.

Shahrad Nasajpour, un lanzador de disco con parálisis cerebral que vive asilado en Estados Unidos, también tendrá acción en la justa. 

Como en los Juegos Olímpicos este mes, será el primer equipo de refugiados en unos Paralímpicos, donde se espera la participación de más de 4,300 hombres y mujeres.