Esta es la historia de Porvenir de Jalpa en General Cepeda, un ejido conocido por preservar huellas y fósiles de dinosaurios de hace mas de 90 millones de años, pero también es un pueblo al que sólo le quedan poco más de veinte familias, cuatro niños y un silencio prehistórico.