La conductora no era bien vista por José Ramón Fernández al inicio de su carrera.
La comunicadora de TV Azteca recordó sus inicios en la conducción bajo la tutela de 'Joserra'

Inés Sainz es una de las conductoras deportivas más importantes en México gracias a las entrevistas que ha realizado a diversas personalidades, sin embargo no todo fue miel sobre hojuelas y tuvo que pasar por muchos tragos amargos para llegar a la cima. 

Inés habló con Javier Alacrcón y recordó sus inicios en televisión, cuando soñaba con tener su propio programa donde pudiera exhibir sus platicas con los mejores exponentes del futbol. 

Luego de un año y medio de conseguir patrocinadores, así como alcanzar una meta de ventas que le habían impuesto pudo viajar a Europa, con recursos propios, para entrevistar a jugadores de diversos equipos. 

Cuando por fin logró su cometido, y pretendía debutar ni más ni menos que con Luis Figo, el entonces vigente balón de oro, llevó el primer demo a José Ramón Fernández, quien debía aprobarlo para que pudiera transmitirse en vivo.

 “Hacemos el programa demo, el de Luis Figo, por supuesto, y ahora sí, pido una cita con José Ramón Fernández. Llegó y se lo presento: ‘te acuerdas que hace un año y medio platicábamos del proyecto, me dijiste que era viable por esto y esto. Te tengo una gran noticia…’, le paso los contratos, la primera temporada comprometidos ya con los patrocinadores, las empresas que me habías dicho y le pongo el programa”, dijo Inés. 

Pero la reacción de José Ramón fue muy distinta y en lugar de tomarlo de la mejor forma, la corrió de la oficina, la regañó y dijo que su programa nunca vería la luz. 

“El tiene una reacción muy contraria a lo que yo esperaba en ese momento, él se enoja, agarra los contratos, los avienta en la mesa y me dice que no le voy a venir a enseñar cómo se hace la televisión, que no tenía yo la autorización para estar haciendo por mi cuenta todas estas cosas y que eso no iba a salir nunca al aire y que me fuera”, recordó. 

La conductora relató que llegó a su casa muy afectada por las palabras de "Joserra", y su esposo le recomendó llevar su material a Televisa, pero antes habló con Ricardo Salinas, para que observara su trabajo y diera el veredicto final. 

En esa reunión, Inés no solo se dio cuenta que la gente de ventas de TV Azteca había ‘inflado’ la meta para poder publicar su programa, también recibió el respaldo del dueño del canal, pasando por alto la primer decisión que había tomando José Ramón.

 “Cuando lo ve Ricardo me dice ‘cómo se llama tu programa’, le respondí DXtips, habla por teléfono y dice: ‘a partir de este domingo, a las 11:30 de la mañana, sale el programa DXtips con Inés Sainz y José Ramón Fernández no lo puede tocar’, es de deportes pero no va por la fábrica de deportes”. 

La relación con José Ramón no fue la mejor, sin embargo la invitó a formar parte de su equipo para los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. 

“Me habla y me dice ‘ya sé que tú, aunque uno te diga que no, de todas maneras lo haces’, me dice, ‘te vienes con nosotros al equipo de las Olimpiadas de Atenas 2004’ y ahí viene mi gran primera oportunidad de cobertura internacional”, recordó Inés. 

Al paso de los años, Inés Sainz se ha consolidado en las filas de TV Azteca como una de las conductoras más importantes.