Cuando dejó de encargarse de esta área

El Banco de México (Banxico) dejó de encargarse de esta tarea, tras 42 años de hacerlo de manera exclusiva. Con ello, dejó de ser juez y parte, pues al mismo tiempo que medía la inflación también tenía la responsabilidad de combatirla.

Este es uno de los eventos que cambió en los últimos años en el país y que marcaron una nueva era en materia de política monetaria. En julio de 2011, Banxico le pasó la estafeta al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Si bien era un anhelo acariciado desde hace muchos años, se veía imposible porque el Inegi no era una institución autónoma.

El Inegi fue creado en enero de 1983 por decreto presidencial e integró a su estructura las funciones de estadística que tenía la entonces secretaría de Fomento, Industria y Comercio y de geografía, a cargo de la Presidencia.

ÓRGANO CON AUTONOMÍA

Fue hasta 2006 cuando se convirtió en un órgano con autonomía técnica y de gestión, y con personalidad jurídica y patrimonio propios. Sin embargo, lo logró hasta abril de 2008, cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación la  Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geografía.

En el artículo 59 se establece que además de levantar los censos de población y vivienda, el Inegi tiene entre sus facultades exclusivas la elaboración de los índices nacionales de Precios al Consumidor (INPC) y  al Productor (INPP).

Antes, Banxico era el único que producía ese tipo de información. El primer indicador de precios se tuvo en 1927, el cual medía la inflación a través del Índice de Precios de Alimentación, que tomaba en cuenta 29 productos.

Después, en 1969, la inflación recabada se amplió a 46 localidades y 316 productos. El proceso de transición de Banxico al Inegi para medir los precios al consumidor se dio en julio de 2011 entre el gobernador central, Agustín Carstens, y el presidente del instituto, Eduardo Sojo.

Fue así que desde el 24 de julio de 2011 el Inegi es el que se encarga de calcular la inflación, y se propuso madrugar una hora, pues Banxico la daba a conocer en punto de las nueve de la mañana, pero Sojo decidió que fuera a las ocho.

Hoy, con Julio Santaella como presidente del Inegi,  la información se difunde desde las seis de la mañana, entre ella la correspondiente al INPC y el INPP. Con este paso, la información de la inflación se conoce desde temprano, antes de que inicien operaciones los mercados financieros.