El empresario, originario de Valle Hermoso, Tamaulipas, fue detenido en McAllen en noviembre de 2016, acusado de lavado de dinero. Foto: Especial
Indagan corrupción en contratos por más de $600 millones en NL. Luis Carlos Castillo también realizó obras de bacheo y rencarpetado en Coahuila, Zacatecas y Tamaulipas

Monterrey, NL. La Subprocuraduría Anticorrupción del gobierno de Nuevo León investiga contratos por más de 600 millones de pesos que el gobierno de Rodrigo Medina otorgó a Luis Carlos Castillo Cervantes, conocido como El Rey de los dragones, informó el subprocurador Ernesto Canales.

Agregó que se indagan presuntos sobrecostos en la construcción de la Torre Administrativa del gobierno estatal, iniciada en la gestión de Natividad González Parás y que fue inaugurada en el de Medina. En el proyecto estaría involucrada la empresa brasileña Odebrecht, acusada de corrupción en varios países.

Respecto a la investigación que involucra a Castillo Cervantes, detalló que en Estados Unidos el empresario confesó que sobornó a funcionarios de Nuevo León para obtener contratos de rencarpetamiento y bacheo de calles y carreteras.

Castillo Cervantes es conocido como 'El Rey de los dragones' porque se especializó en ofrecer trabajos de bacheo en todo el país, además de vender y rentar máquinas para estas tareas, a las cuales se les llama 'dragones' por el fuego que despiden al calentar el asfalto.

El empresario, originario de Valle Hermoso, Tamaulipas, fue detenido en McAllen en noviembre de 2016, acusado de lavado de dinero.

Le decomisaron un avión privado y millones de dólares, pero se encuentra libre bajo fianza desde enero pasado, cuando aceptó declararse culpable y ser testigo protegido del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El 'Rey de los Dragones' ha sido relacionado con los ex gobernadores Humberto Moreira y Enrique Martínez, de Coahuila; Ricardo Monreal y Amalia García, de Zacatecas; Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, de Tamaulipas, y Natividad González Parás, de Nuevo León.

Castillo se especializó en ofrecer trabajos de bacheo en todo el país, además de vender y rentar máquinas para ello, a las cuales se les llama 'dragones'. Foto: Especial

Canales dijo que Castillo confesó en Estados Unidos que dio 'mordidas' a fin de obtener contratos de obras con el gobierno estatal y el ayuntamiento de Monterrey. Nuestra función es determinar los sobreprecios mediante pruebas periciales, explicó el subprocurador.

Durante una rueda de prensa en el palacio de gobierno, presumió los logros de la fiscalía, que ha hecho imputaciones a 33 funcionarios, incluido el ex gobernador Rodrigo Medina.

Por otra parte, Canales informó que se abrió una investigación por presuntos sobreprecios en la construcción de la Torre Administrativa del gobierno estatal, además de anomalías en la licitación y entrega.

El edificio, de 36 niveles y 180 metros de altura, empezó a construirse en octubre de 2007, en el gobierno del priísta Natividad González Parás, y fue inaugurado en marzo de 2010, en la administración del también priísta Rodrigo Medina.

La obra tuvo un costo de mil millones de pesos. Alberga oficinas de gobierno y tiene capacidad para 4 mil personas. De acuerdo con Canales, la empresa Obedrecht, investigada por sobornar a funcionarios en varios países de América Latina para obtener contratos de obras úblicas, podría estar involucrada.

En 2016 la empresa admitió ante las fiscalías de Estados Unidos, Brasil y Suiza, que pagó 780 millones de dólares en sobornos en 12 países.

Canales acusó a la Procuraduría General de la República (PGR) de buscar exculpar a Medina y a sus cómplices a costa de violar la división de poderes.

Señaló que la falta de apoyo de la PGR ha retrasado las pesquisas, pero confió en que los ex funcionarios comparezcan ante el juez.

En Nuevo León, casualmente la PGR ha impedido al gobierno del estado meter a Medina a la cárcel. Ustedes tienen que sacar sus propias conclusiones, añadió el titular de la Subprocuraduría Especializada en Delitos de Corrupción.