En nuestra ciudad a diario vemos animales en las calles, carteles con el encabezado “Se busca” o “Recompensa” pegados en los postes de luz, ventanales de los negocios, y por supuesto nuestras redes sociales que también están llenas de ellos. Animales sin casa, animales perdidos, animales abandonados, hemos visto historias de todo tipo, pero hoy hablaremos de un tema que para muchos parecería impensable. El robo de mascotas.

Se han reportado casos a nuestras redes sociales en los que dueños desesperados buscan recuperar a sus mascotas asegurando que fueron robadas. Algunos casos son tan irónicos, que roban mascotas que fueron rescatadas tras ser abandonadas (aun y siendo de raza). Parece incongruente que haya gente que robe mascotas cuando hay tantos animales en las calles y tantas personas buscando deshacerse de sus propias mascotas. En algunos casos se han dado reportes de perros (en su mayoría) que han sido robados de sus casas al estar en la cochera o en el jardín frontal, incluso se han reportado casos en los que tras robar una casa, los maleantes también secuestran al perro para luego pedir recompensa para regresar al peludito con sus dueños. Casi siempre pasa con los animales de raza, y la gente los roba o secuestra porque saben que si los dueños pagaron 20 mil por el Pug/Bulldog/Shih tzu/Pomeranian, no dudarán en pagar una cuarta parte de su valor por su rescate. En otras ocasiones se roban a los animalitos de raza para reproducirlos y vender sus crías. Parece absurdo pensar en que haya personas que hagan esto, pero es real, nos alerta lo mucho que se están popularizando estas prácticas por la cantidad de reportes que recibimos y nuestro deber es informar a la población de los riesgos que puede correr una mascota y las maneras de evitarlo.

Primero que nada debes evitar cualquier ruta de escape para tu mascota, por la que ella pueda salir o lo puedan sacar de tu casa como ventanas y rejas sin protección. Siempre debe portar collar con placa, aún y estando dentro de casa. Nunca dejes que salga a pasear solo, aunque creas que conoce los rumbos o si crees que sólo irá al parque de enfrente y que no le pasará nada. Los accidentes y las desgracias ocurren en cuestión de segundos. Evita comprar animales, recuerda que no estamos en el lugar ni en el momento indicado para reproducir ni comprar, sino de esterilizar y adoptar. No fomentemos el negocio de la cría, con él vienen muchas otras maneras crueles de lucrar con los animales. Se un buen vecino y si notas que algo sospechoso pasa con las mascotas de tu colonia, no te quedes callado. Seamos no solo dueños, sino también ciudadanos responsables. Tengamos o no mascotas, nos gusten o no los animales, somos responsables del mundo que creamos para ellos y para nosotros.

Cuca junto con nuestros otros peluditos de Brigada Rescate esperan con ansias un hogar en donde se les de otra oportunidad de una vida mejor, y donde la cuiden y la quieran mucho.

¡Esperamos sigas leyéndonos y que nos sigas en nuestras redes sociales para conocer a nuestros peluditos en adopción!

Puedes encontrarnos en Facebook e Instagram como Brigada Rescate Saltillo.